CR7 sentencia

Real Madrid vence al Barcelona en el Clásico con gol del ristiano Ronaldo y prácticamente es campeón.

Guía de Regalos

CR7 sentencia
Cristiano Ronaldo fue un gigante en el Clásico, mientras que Lio Messi se achicó en el peor de los momentos.
Foto: Fotos: AP

BARCELONA, España (EFE).- El duelo entre Leo Messi y Cristiano Ronaldo se decantó ayer claramente del lado del portugués, que con su gol en el Camp Nou dio la victoria al Real Madrid (1-2) y prácticamente selló la Liga española.

Aunque el capitán Íker Casillas, al final del partido, salió pronto a poner paños fríos a la valiosa victoria blanca.

“Hemos dado un paso muy grande, pero quedan unos cuantos partidos por delante. No vamos a pensar que ya somos campeones a pesar de tener siete puntos”, afirmó.

Pero aunque él no lo diga, la realidad es que los merengues asestaron el que parece un golpe definitivo a la Liga tras imponerse en el Camp Nou a un desconocido Barcelona que sucumbió al poder ofensivo de los de José Mourinho, quienes con muy poco tuvieron suficiente para ganar el partido.

El delantero portugués fue el rey del Clásico al superar con un bonito gol a Víctor Valdés y matar el partido al minuto 73, ante un Messi que se estrelló una y otra vez contra la muralla blanca.

El primer gol se generó luego de una salida dubitativa de Valdés, tras un tiro de esquina, otra duda de Puyol, y Khedira fue el más listo de todos para marcar el 1-0 al minuto 17.

Messi, entre líneas, estaba desconectado del juego, y en su única intervención el Barsa estuvo a punto de igualar. El argentino le regaló un pase a Xavi dentro del área, pero el balón salió fuera por muy poco.

Desde entonces y hasta el final del primer tiempo, los azulgrana capitalizaron el juego ante un rival que pareció menor, que se parapetó atrás y que nunca quiso jugar el balón.

Así, la batalla entre los futbolistas de los 41 goles -ya son 42 para el luso- fue para Cristiano, que con una acción puntual se sacó una espina clavada y fue netamente superior a Messi.

La ansiedad del argentino fue creciendo a medida que pasaban los minutos, reflejada en el enfado con Tello cuando el joven jugador de la filial no pasaba el balón.

A la media hora de juego, Ronaldo conectó su primer cañonazo. Un disparo lejano, que a diferencia del derbi contra el Atlético de Madrid, esta vez no encontró puerta.

En la segunda mitad se desataron las hostilidades entre las dos estrellas. El argentino pudo encadenar una de sus jugadas favoritas, una diagonal con el balón pegado a los pies que acabó con la sucesión de remates y el gol de Alexis Sánchez para el 1-1.

Parecía que el partido se ponía de cara para la remontada azulgrana, pero inmediatamente reaccionó Ronaldo, sellando la Liga española con el primer triunfo blanco en el Camp Nou desde la temporada 2007-2008.

El magistral pase de Mesut Ozil al espacio no fue desaprovechado por Cristiano, quien vuela hacia su primer título de Liga en España, convirtiéndose en el principal protagonista del Clásico

Superó con gran facilidad a Javier Mascherano por velocidad, al ganarle la espalda, y definió ante la salida de Valdés con total tranquilidad y precisión.

Gol número 42 de Cristiano Ronaldo en la Liga, probablemente el más decisivo en lo que va de torneo, y la satisfacción de haberse impuesto indiscutiblemente a su principal rival para el Balón de Oro: un Leo Messi desaparecido.

Y fue tan letal el triunfo blanco, que el técnico del Barcelona, Pep Guardiola, no tuvo empacho en felicitar a su rival al reconocer que el conjunto blanco se ha proclamado campeón de Liga.

“Primero de todo, quiero felicitar al Real Madrid por su victoria y por el título de Liga que hoy [ayer] ha asumido”, en rueda de prensa Guardiola, aunque todavía quedan cuatro partidos en juego, con siete puntos de margen para el equipo de José Mourinho.

Aunque el defensa del Real Madrid, Sergio Ramos, aún no lo cree así y opinó que la victoria “no es definitiva, pero sí importante” para hacerse con el título, aunque advirtió: “Ahora hay que ser más humildes que nunca” para sentenciar la competición.

“Está claro que nos vamos a casa anímicamente muy bien tras dar un golpe en la mesa muy importante ante un Barsa que al venir como el mejor del mundo, siempre es satisfactorio”, remarcó el central.