Muere en la meta

Sigue a El Diario NY en Facebook

Londres/EFE – Una mujer de 30 años murió el domingo tras desplomarse en los metros finales del maratón de Londres antes de finalizar los 42 kilómetros de la prueba.

Claire Squires, originaria de North Kilworth, en Leicestershire, se desplomó en el Birdcage Walk, cerca del parque de St. James, cuando encaraba el último tramo de la carrera que se disputó anteayer en las calles de la capital británica.

El Birdcage Walk es la última calle que tienen que enfilar los corredores antes de llegar al Palacio de Buckingham, junto a la avenida del Mall, donde está situada la línea de meta.

Pese a ser atendida por los médicos, la corredora no pudo ser reanimada y falleció en horas de la tarde del domingo.

Según JustGiving.com, una página web que ofrece diferentes ideas para recaudar fondos, Squires corrió el maratón para ayudar económicamente al grupo Samaritanos, una organización benéfica que ayuda personas con problemas emocionales.

“Voy a correr el maratón para los Samaritanos ya que ellos siempre ayudan a los demás”, dijo la corredora en el sitio web.

Tras la muerte de Squires, las redes sociales como Twitter o Facebook han servido para dar a conocer aún más el fallecimiento de la británica y conseguir recaudar más fondos para los Samaritanos.

“La organización del maratón de Londres quiere expresar sus condolencias a la familia y amigos de la fallecida”, publicó la organización del maratón en su página web tras conocerse la muerte de la británica.