Mantienen bajos los tipos de interés

Washington/Servicios noticiosos – La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo ayer su política monetaria con bajos tipos de interés, e indicó que el crecimiento económico seguirá a ritmo moderado por varios trimestres.

Al término de la reunión de dos días del Comité de Mercado Abierto, el banco central señaló que el tipo de interés de referencia seguirá por debajo del 0,25 %, tal como lo ha tenido desde diciembre de 2008 y ha prometido mantenerlo hasta fin de 2014.

Asimismo, la Fed anunció en un comunicado que continuará con el programa, iniciado en septiembre del año pasado, por el cual está vendiendo los bonos del Tesoro de corto plazo que tenía en su portafolio y adquiere bonos de más largo plazo, una medida que señala a los mercados que las tasas de interés se mantendrán estables.

“Las tensiones en los mercados financieros globales siguen presentando riesgos significativos en el panorama económico”, señaló el comunicado.

“El incremento de los precios del petróleo y las gasolinas a comienzos de este año afectará la inflación sólo de manera temporal”, añadió

Asimismo, informó que la economía está creciendo moderadamente, pero advirtió que persisten los riegos relacionados con Europa.

Señaló que por el momento no tomará ninguna medida adicional para impulsar la recuperación.

El banco central indicó que el crecimiento económico deberá “acelerarse gradualmente”, una perspectiva algo más brillante de la que ofreció la vez anterior. La Fed dijo que el mercado laboral se ha fortalecido ligeramente, pero que el desempleo continúa elevado, y dio indicios sobre un alza en la inflación, pero consideró que deberá ser sólo temporal.

Y en una conferencia posterior con la prensa, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo que una compra eventual de bonos por parte del banco central sigue estando “sobre la mesa” en caso de que la economía estadounidense necesite más apoyo.

La Reserva Federal se apegó a su plan de mantener una tasa crucial de interés a corto plazo en casi cero por ciento, al menos hasta finales de 2014. No anunció planes nuevos de mayor adquisición de bonos después de que el programa actual concluya en junio.

La Fed ha realizado dos rondas de compras de bonos del Tesoro y valores con respaldo hipotecario para tratar de empujar a la baja tasas de interés a largo plazo. El objetivo ha sido alentar la toma de préstamos y el gasto.

Su decisión de mantener sin cambio su política era ampliamente esperada, por lo que no hubo reacción en los mercados financieros. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió marginalmente, y el dólar avanzó ligeramente frente a otras divisas. Los índices bursátiles no se movieron mucho.