Critican a gobierno peruano tras hallazgo de policía muerto

Provocó indignación y pedidos de renuncia para el ministro del Interior Daniel Lozada.

El suboficial de la Policía Luis Astuquillca (c), saluda a su madre luego de la liberación. Fue la última persona que vió con vida al suboficial César Vilca.
El suboficial de la Policía Luis Astuquillca (c), saluda a su madre luego de la liberación. Fue la última persona que vió con vida al suboficial César Vilca.
Foto: EFE

Lima/EFE – El hallazgo del cadáver de un policía que permanecía desaparecido, tras una operación militar, y que fue encontrado por su padre en medio de la selva de Perú provocó indignación y pedidos de renuncia para el ministro del Interior, Daniel Lozada, y de Defensa, Alberto Otárola.

“¡A su casa! por incompetentes e inhumanos”, tituló ayer el Diario 16 sobre las fotografías de los ministros del Interior y Defensa, a cargo del comando conjunto instalado en la zona del conflicto.

Dionisio Vilca, padre del suboficial César Vilca de 22 años, encontró a su hijo muerto en la zona de Alto Lagunas, en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), 20 días después de haber sido dado por desaparecido.

Diversos noticieros locales abrieron sus ediciones criticando el “papelón” que hizo el Ministerio del Interior ayer al anunciar el hallazgo del cadáver de Vilca, cuando el propio padre fue quien lo encontró solo, únicamente con la ayuda de dos nativos del lugar, según declaró a los medios locales.

“Vilca hallado por su propio padre”, “Papá encontró a policía muerto” y “Lo halló su padre” fueron los titulares de los diarios ayer en Lima sobre el suceso.

En la sesión del pleno del Congreso, el congresista Mauricio Mulder pidió la censura de los ministros del Interior y de Defensa por su “ineptitud” para manejar la situación en el VRAE, donde el enfrentamiento con el grupo armado que tomó rehenes a 36 personas en abril pasado ha dejado a siete muertos entre policías y militares.

“No vamos aceptar la ineptitud de unos ministros que merecen ser censurados”, afirmó Mulder, mientras la oposición promueve una moción para pedir sus renuncias.

Los restos de Vilca llegarán a Lima en las próximas horas, después de haber sido embarcados en un helicóptero desde la selva de la región Cuzco, según informaron los medios locales.

El cuerpo de Vilca, de 22 años, solo tenía la ropa interior, los brazos mutilados, la dentadura fuera de la cavidad bucal, el cráneo partido y la cara completamente hinchada e irreconocible cuando fue hallado por su padre en la selva, informó el diario El Comercio.

“General, he hallado a mi hijo. ¡Está muerto! ¡Está destrozado!”, le dijo Vilca en medio de llanto al jefe de la Dirección Nacional de Operaciones Especiales de la Policía en Kiteni, Salvador Iglesias, reportó el periódico La República.

Según El Comercio, Vilca se quejó con el general Iglesias del abandono sufrido por su hijo y sus compañeros de armas en el monte, tras haber participado en el operativo de búsqueda de los rehenes y ser blanco de un ataque armado por parte de los antiguos seguidores de Sendero Luminoso, asentados en el VRAE.

En el VRAE se encuentra un número indeterminado de columnas armadas formadas por antiguos miembros de Sendero Luminoso.