Intentarán detener la violencia doméstica

NUEVA YORK/AP – Funcionarios de la ciudad de Nueva York lanzaron ayer una nueva campaña para ayudar a las víctimas de violencia doméstica.

Cientos de carteles que invitan a denunciar los incidentes de violencia doméstica fueron colocados en los alrededores de los vecindarios que fueron identificados por la policía con el mayor índice de violencia doméstica.

La campaña de avisos “Reporte la violencia doméstica” será utilizada en los autobuses de la ciudad y serán traducidos al español y ruso.

Christine Quinn, presidenta del Concejo Municipal, y posible aspirante a la alcaldía, dijo que la violencia doméstica sigue siendo un problema en la ciudad y que la gente tiene conocimiento pero no hace nada al respecto e indicó que eso tiene que cambiar.

Por otro lado, el comisionado de la Policía Raymond Kelly, informó que ha asignado 32 sargentos para supervisar a los uniformados que se especializan en casos de violencia doméstica. Asimismo, manifestó que el departamento está capacitando a su personal a la vez que están mejorando el servicio de recopilación de pruebas.