Pasará 16 años preso el hombre que adoptó a su novia

Sale culpable por conducir en estado de embriaguez y causar la muerte de un joven de 23 años

Miami (EE.UU.), 11 de Mayo – El millonario estadounidense que adoptó como hija a su novia para, supuestamente, proteger sus bienes de una posible condena fue condenado a 16 años de prisión por conducir en estado de embriaguez y causar la muerte de un joven de 23 años.

El juez Jeffrey Colbath anunció este viernes la condena a John Goodman, que permanecía en prisión desde el pasado 23 de marzo, cuando el fundador del club internacional de polo Palm Beach, al norte de Miami, fue hallado culpable de los delitos que se le imputaban.

Según el jurado, Goodman es responsable de la muerte de Scott Patrick Wilson, quien falleció ahogado en febrero de 2010 cuando su vehículo se hundió en un canal tras un accidente causado por el millonario.

La acusación argumentó que conducía bajo los efectos de más de una docena de bebidas alcohólicas y que se saltó un stop, aunque el millonario se declaró inocente de un delito de homicidio no premeditado y otros cargos relacionados con el accidente.

Además, la policía asegura que Goodman, de 48 años, esperó una hora para solicitar ayuda y que estaba ebrio cuando se le sometió a la prueba de alcohol tres horas después.

“Estos casos son horribles desde el punto de vista de la justicia criminal. La muerte de Scott Wilon no tiene sentido alguno. En la víspera estaba lleno de vida”, dijo el juez al justificar su sentencia, que incluye además una multa de $10,000, durante una vista que fue difundida en directo por medios locales.

Con esta sentencia -inferior a los 20 años que pedía la Fiscalía y al máximo de 30 a los que podría haber sido condenado- se zanja la cuestión de la responsabilidad penal.

En el ámbito de la responsabilidad civil el millonario llegó a un acuerdo extrajudicial con los padres del fallecido que, según han publicado medios locales, asciende a $46 millones.

Para evitar que la responsabilidad civil del caso afectara a su patrimonio, Goodman supuestamente decidió adoptar como hija a su novia Heather Laruso Hutchins, de 42 años, el 13 de octubre de 2011 en un tribunal de Florida.

Según los abogados de los padres de Wilson, esa iniciativa fue una estrategia para proteger sus bienes de los posibles efectos de la demanda que presentaron en su contra, algo que el juez encargado del caso dijo que no tenía “precedentes”.

De acuerdo con los documentos de adopción, Laruso Hutchins tenía derecho inmediato a por lo menos una tercera parte de un fondo de fideicomiso establecido para los dos hijos menores de Goodman.

Dan Bachi, abogado civil de Goodman, dijo que la adopción de la novia fue realizada para garantizar la futura estabilidad de los niños y de las inversiones de la familia y que no tenía nada que ver con la demanda.