Una flama con mensaje de paz

El fuego olímpico inicia su viaje rumbo a Londres que culminará el 27 de julio
Una flama con mensaje de paz
Esta sacerdotisa sostiene la antorcha que fue encendida ayer en la antigua Olimpia para comenzar su recorrido de 2,896 kilómetros.
Foto: AP

ATENAS, Grecia (AP/EFE).- La llama que arderá durante los Juegos de Londres fue encendida ayer en el lugar de nacimiento de las Olimpiadas antiguas, lo que marcó el comienzo del relevo en la portación de la antorcha que culminará el 27 de julio con la ceremonia de apertura.

La ceremonia tuvo lugar con la presencia del presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el belga Jacques Rogge, y el presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres, Sebastian Coe, entre otras muchas personalidades.

“Con esta ceremonia empieza la cuenta atrás a un sueño”, subrayó Rogge.

La actriz Ino Menegaki, vestida como una sacerdotisa, estuvo de pie frente al Templo de Hera, de 2,600 años de antigüedad, y después de una invocación a Apolo, el antiguo Dios Sol de los griegos, utilizó un espejo para concentrar los rayos del astro que encendieron la antorcha triangular que está diseñada para poner de relieve el hecho de que Londres es la sede de los Juegos Olímpicos por tercera vez: también los organizó en 1908 y 1948.

Bajo un cielo soleado, no hubo necesidad de utilizar una llama de respaldo que fue usada durante el ensayo final de encendido de la llama olímpica realizado un día antes.

Después de la ceremonia, con una coreografía bien organizada, la sacerdotisa entregó la llama al primer portador de la antorcha, el nadador griego y medallista olímpico de plata Spyros Gianniotis.

Gianniotis, de 32 años, nacido en Liverpool de padre griego y madre británica, fue el primero de 490 portadores que llevarán la llama a través de 2,896 kilómetros (1,800 millas) de territorio griego, antes de entregarla a los organizadores de los Juegos de Londres el 27 de mayo en Atenas.

Gianniotis entregó después la flama a Alex Loukos, de 19 años, nacido de padre griego y madre británica, y criado en el distrito de Newham, en el este de Londres, junto al Parque Olímpico.

“Es un honor increíble ser un portador de la antorcha… especialmente representando a Londres”, dijo Loukos. “He crecido con Londres 2012, desde ayudar con la solicitud de sede en Singapur cuando tenía 12 años, a ser testigo de la increíble regeneración de mi lugar de residencia en el este de Londres”, agregó.

El relevo final de los portadores de la antorcha en Grecia lo harán dos veteranos: el levantador de pesas griego y tres veces medallista olímpico de oro, Pyrros Dimas -elegido miembro socialista en el Parlamento el domingo- y el ex campeón gimnasta chino Li Ning.

De Grecia, la llama olímpica viajará a Gran Bretaña para un relevo de 70 días que cubrirá otros 12,874 km (8,000 millas) a través del Reino Unido.

A diferencia de los dos pasados Juegos de verano, en los cuales la llama olímpica viajó alrededor del mundo, en esta ocasión sólo saldrá del Reino Unido en una ocasión para pasar por Irlanda el 6 de junio.