Acusan a ministro de “cacería” de gays en Zimbabue

Harare (EFE).- Abogados defensores de los derechos humanos acusaron hoy a un ministro de Zimbabue de provocar una “caza de brujas” contra los homosexuales en ese país del sur de África.

El ministro zimbabuense de Gobierno local, Ignatius Chombo, afirmó la semana pasada, durante una visita a una zona rural del oeste de Zimbabue, que los defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo “deben ser apartados de las comunidades y desposeídos de sus tierras”, según publicó el diario oficial “Chronicle”.

“¿Qué locura es ésta en la que, mientras tenemos mujeres hermosas en nuestro país, algunos quieren casarse con un hombre?”, se preguntó el ministro.

Sin embargo, el grupo Abogados por los Derechos Humanos de Zimbabue (ZLHR, en sus siglas en inglés) afirmó hoy, en un comunicado, que las palabras del Chombo “provocará un aumento del acoso, la persecución, las expulsiones arbitrarias y la confiscación ilegal de propiedades”.

“Está claro que Chombo busca engañar a la gente e iniciar una caza de brujas en comunidades que quieren la paz”, subrayó el ZLHR.

El ministro es miembro de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), del presidente zimbabuense, Robert Mugabe, quien es conocido por sus ataques dialécticos contra los homosexuales.

Mugabe sostiene que los derechos de los gays no se incluirán en la nueva Constitución que se está elaborando actualmente y que, en teoría, debería someterse a un referéndum este año.

Por contra, el primer ministro, Morgan Tsvangirai, del Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), que gobierna en coalición con la ZANU-PF, ha defendido públicamente que se respeten los derechos de los homosexuales.

En Zimbabue, la homosexualidad está penada con un año de cárcel o el pago de $5,000.

Homosexuales, lesbianas, bisexuales y travestis son considerados delincuentes en muchos países de África, donde también son acosados socialmente.