Investigan a policías en PR

Sigue a El Diario NY en Facebook
Investigan a policías en PR
Héctor Pesquera
Foto: archivo

San Juan/EFE – El jefe de la Policía de Puerto Rico, Héctor Pesquera, dijo que no permitirá la alteración de estadísticas de delitos cometidos en la isla, tras darse a conocer el inicio de una investigación contra oficiales de las fuerzas de seguridad que alteraron cifras oficiales.

“Va contra la confianza que tiene el pueblo de Puerto Rico en un oficial de la Uniformada. Y si hay casos que se puedan sostener, que se pruebe que el policía cometió una infracción de esa naturaleza, hay que tomar una acción inmediata”, señaló Pesquera en declaraciones a la emisora radial NotiUno.

El martes se dio a conocer en los medios locales que un capitán y dos tenientes de la región de Bayamón, localidad del área metropolitana de San Juan, son investigados por haber ordenado a sus subordinados que no registraran ciertos delitos para que las estadísticas reflejaran una bajada de la incidencia criminal en su jurisdicción.

La investigación forma parte de una ofensiva de las autoridades puertorriqueñas para revisar los procedimientos de cómo se registran los delitos en las estadísticas de la Policía de Puerto Rico.

Algunos agentes de las fuerzas de seguridad, según señala el diario “El Nuevo Día”, vendrían incurriendo en los últimos años en una práctica que consiste en rebajar la gravedad de los delitos cometidos, de forma que sean catalogados como de tipo II, los cuales no llegan a los archivos policiales.

“El Nuevo Día” apunta que la práctica se fue intensificando a partir de 2009, fecha en la que a pesar que de la incidencia criminal aumentaba, el Ejecutivo del gobernador Luis Fortuño mandaba el mensaje a la ciudadanía de que los delitos en la calles de Puerto Rico se estaban reduciendo.

La criminalidad, en especial los asesinatos, ha sido uno de los principales problemas del Gobierno de Fortuño desde su llegada al poder en enero de 2009.

El año 2011 finalizó con 1.136 asesinatos, lo que supone un incremento del 15 por ciento con respecto a 2010 y la cifra más alta desde que se inició el registro en 1940.