Legionarios de Cristo reconocen el “pecado” de su sacerdote

Ciudad del Vaticano – Los Legionarios de Cristo reconocieron hoy que sus superiores conocían desde hace tiempo sobre el niño procreado por uno de sus sacerdotes clave en Estados Unidos y no tomaron medidas al respecto.

En un comunicado se ofrecieron detalles del caso de Thomas Williams, quien reconoció esta semana haber mantenido una relación amorosa con una mujer hace algunos años, durante la cual fue concebido un hijo.

Aunque se mantuvieron reservadas las identidades de la mujer y el pequeño, sí se comunicó que al enterarse de la noticia los directivos de la Legión aconsejaron al presbítero que tuviera un comportamiento adecuado y se retirara del ámbito público.

Reconocieron “sin embargo, hubiera sido necesario tomar medidas más rápidas y más contundentes, como ahora se está haciendo”.

“El director general y su consejo lamentan mucho no haber actuado antes con la debida firmeza, asumen su responsabilidad y piden perdón por no haber hecho todo lo posible para limitar el escándalo”, agregó.

La víspera esta congregación informó que Williams se retirará del ministerio religioso durante un año para reflexionar sobre los errores cometidos y sus deberes como sacerdote.

El clérigo era un punto de referencia de los Legionarios de Cristo en Estados Unidos donde es comentarista en la cadena CBS entre otras labores. Entre 1991 y 1999 formó parte de la cúpula de la congregación en Roma como gerente y rector de la Dirección General.

Originario de Michigan estudió economía y finanzas en la universidad de ese estado. En 1985 ingresó a la Legión y en los siguientes nueve años estudió espiritualidad católica en Cheshire (Connecticut). También cursó estudios en España y Roma.

Fue ordenado sacerdote el 25 de noviembre de 1994 en la Ciudad de México. Fue decano de Teología en la capital italiana de 2001 a 2007 y hasta hace dos meses enseñaba en la universidad legionaria de Roma, el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum.

En una nota con la cual comunicó la situación de Williams a todos los legionarios Luis Garza Medina, director territorial para Norteamérica, anticipó que no se sorprendería si ellos se sintieran desilusionados, tristes o afectados una vez más en su confianza.

“Padre Williams enriqueció a muchos mediante su enseñanza, sus mensajes públicos y escritos, y se convirtió en una guía espiritual para muchos en el movimiento. Espero que puedan acompañarme en la oración por aquellos que se han visto afectados con sus acciones”, sostuvo.

Los directivos de la congregación justificaron no haber informado antes del caso porque buscaron tomar en cuenta los “intereses legítimos” de todos los involucrados, especialmente la privacidad de la madre y del hijo.

Precisaron que “el cuidado del hijo está asegurado” pero no quisieron dar detalles sobre el particular. Además aclararon que la relación fue consentida, no se trató de un abuso sexual ni involucró a un menor y, por lo tanto, es innecesario comunicar el hecho a las autoridades civiles.

Sobre el futuro de Williams no se ha tomado una decisión definitiva, pero el comunicado recordó que la Iglesia no prevé, en este tipo de casos, medidas disciplinares precisas y uniformes.

En algunas situaciones el sacerdote por iniciativa propia pide al Papa la dispensa de sus obligaciones sacerdotales para poder asumir sus obligaciones naturales para con el hijo o incluso para poder formar una familia.

“En otros casos, el sacerdote, arrepentido de su pecado, pide seguir ejerciendo el ministerio sacerdotal. Entonces, junto con su obispo o sus superiores religiosos, debe buscar vías para ofrecer el debido apoyo a su hijo y a la madre”, sostuvo.

“Además, hay que asegurarse que el arrepentimiento es profundo y duradero y que el futuro ministerio del sacerdote no sea motivo de escándalo o de confusión entre los fieles”, apuntó.

Williams fue uno de los defensores del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, cuya vida de excesos provocó una profunda crisis en la obra religiosa.

Pero, cuando el escándalo se hizo público, él reconoció públicamente la doble vida del fundador –que incluyó abusos sexuales a menores y procreación de hijos con amantes- aceptando en un programa de televisión que fue un duro golpe.

La paternidad de Williams se dio a conocer unos días después que la misma Legión reconoció que El Vaticano mantiene abiertas unas siete investigaciones por supuestos abusos sexuales contra menores de igual número de sus sacerdotes.

Todo esto enmarcado en un proceso de reforma interna de la congregación ordenado por el Papa Benedicto XVI justamente para desligar a su estructura del nocivo influjo recibido por años de Marcial Maciel.