Kate del Castillo ahora es preso transgénero

"Este papel lo agradezco en el alma y pocas actrices han tenido esta oportunidad en su vida", dijo la estrella del filme.

Así de diferente  luce Kate del Castillo en el largometraje 'K-11'.
Así de diferente luce Kate del Castillo en el largometraje 'K-11'.
Foto: AP / Libertine Films

Kate del Castillo da vida a un preso transgénero en su próxima película. Pero lejos de preocuparse por las posibles reacciones contrarias la actriz mexicana, que ha hecho de bailarina exótica y capo de las drogas en otros filmes, dice que su nuevo personaje le permitió crecer profesionalmente.

“Fue una de esas oportunidades que se dan una vez en la vida”, dijo la estrella de cine y televisión. “Fue un reto muy grande, fue un riesgo pero me gusta que sea un personaje que va a provocar reacción. Si no, ¿cuál es el chiste?”.

Del Castillo da vida a Julio “Mousey” Ruiz en K-11, unidad de la cárcel de Los Ángeles que alberga a homosexuales, lesbianas, transexuales y transgénero. Mousey es la matona de la unidad especial, donde irá a parar el productor heterosexual Raymond Saxx Jr. (Goran Visnjic), quien deberá aprender a sobrellevar la estructura de poder de K-11 para sobrevivir.

Con ropas escasas, largas cejas pintadas, la melena alborotada y tatuajes en el pecho, los antebrazos y el ombligo, la actriz tiene aspecto amenazante y andrógino en el filme.

“Ella es básicamente la reina de K-11… es una mujer, transexual, que no se ha hecho todas las operaciones y que tiene una relación especial con el protagonista. Es una mujer llena de traumas psicológicos pero con una seguridad increíble, es drogadicta y violenta pero aprendes a quererla”, explicó Del Castillo sobre su desafiante personaje.

La cinta también incluye escenas de violencia, drogas, violaciones y “todas las cosas normales” que hay en las cárceles, de acuerdo con la directora Jules Stewart.

“No me esforcé en hacerla polémica, pero tiene todos esos elementos”, explicó la realizadora, que es la madre de la estrella de la saga Twilight, Kristen Stewart.

Por ello, la actriz que en la serie La reina del sur al besó a otra actriz en una escena, desestimó de antemano las críticas que K-11 pueda ocasionar al recalcar que su papel fue sólo un gran desafío, un trabajo que cualquier actriz quisiera poder interpretar.

“Este papel lo agradezco en el alma y pocas actrices han tenido esta oportunidad en su vida”, dijo la estrella de filmes como La misma luna y Trade. “Lo que dice la gente son críticas derivadas de tanta ignorancia, que sólo quieren ver lo negativo, cuando uno está tratando de forjarse una carrera”.

Para dar vida a Mousey, la actriz tuvo que empezar desde cero, pues no sabía mucho sobre transgéneros en prisión.

“Antes de la película no estaba conectada con lo transexual. Conseguí a un asesor, el de Felicity Huffman en Transamerica, quien me acercó a ese mundo. Leí todos los libros que pude y me aventé todas las pelis que pude y busqué información en Internet para ver eso que es como un mundo lejano para nosotros, sobre el cual hay mucha ignorancia”, comentó.

Su actuación dejó satisfecha y contenta a la directora, quien la catalogó como “extraordinariamente talentosa”.

“Kate fue la primera actriz que contraté. La vi en televisión y vi que es una actriz increíble y versátil”, dijo Stewart, quien dirige su primer filme. “En ‘K-11’ ella no sólo domina la unidad sino también la película”.

La cinta se terminó de filmar el año pasado y está en proceso de distribución. También actúan como reos transexuales Portia Doubleday y Tara Buck.