Manu inspira a las Espuelas

Argentino guía a San Antonio a triunfo sobre el Thunder y a empatar un récord
Manu inspira a las Espuelas
Nick Collison (der.) defiende ante Manu Ginóbili.
Foto: AP

SAN ANTONIO (AP).- Manu Ginóbili anotó 26 puntos y Espuelas de San Antonio ganaron ayer su 19no partido consecutivo para empatar el récord de victorias más prolongado de la NBA en los playoffs, con una victoria de 101-98 ante los Thunder de Oklahoma City en el primer partido de la final de la Conferencia del Oeste.

Obedeciendo órdenes que gritaba el entrenador Gregg Popovich en una pausa del último cuarto, San Antonio remontó un déficit de nueve puntos que tomó por sorpresa a los Thunder, que ya se veían finalmente encaminándose a superar la percepción de que son los más débiles.

Kevin Durant lideró al Thunder con 27 puntos. Russell Westbrook contribuyó con 17.

Los Lakers fue el único equipo en el 2001 en ganar una serie prolongada de 19 partidos hasta los playoffs -y continuó hasta que lograron su campeonato.

El juego 2 se disputará mañana por la noche.

Las Espuelas empataron la cuarta racha más larga de victorias en la NBA, y con una más se convertirán en sólo el cuarto equipo en llegar a 20.

Tim Duncan anotó 16 puntos y recuperó 11 rebotes, y Tony Parker tuvo un fenomenal arranque para terminar con 18 unidades. Pero fue Ginóbili el que guió a las Espuelas a pegar primero en este esperado duelo entre los mejores quintetos del Oeste por prácticamente toda la temporada regular.

“Nos tuvieron de puntitas. No fuimos agresivos”, dijo Ginóbili. “Y en la segunda parte los tuvimos encima”.

Del otro lado, los “Tres Grandes” de Oklahoma City batallaron temprano para encontrar su puntería antes de despertar en la segunda mitad. Aun así, Westbrook terminó con sólo seis de 15 y tuvo una durísima caída en la que se estrelló de cara en la duela en el cuarto período que incluso hizo que toda la banca del Thunder se levantara para ir ver sí se había lesionado su estelar guardia debajo de la canasta rival.

En el 2010, Boston eliminó a Dwyane Wade en la primera ronda, y a LeBron James en la segunda ronda.

Un año más tarde, Wade y James eran compañeros de equipo en Miami y devolvieron gentilezas, sacando a los Celtics de la postemporada.

Ahora llega el desempate.

Celtics-Heat, nuevamente, y el premio es el pase a la final de la NBA.

Por quinta ocasión en siete años, el ganador de la Conferencia Este será Boston o Miami.

El primer partido de la serie se disputará hoy en Miami, y el Heat dice que parecía predestinado que ambos equipos se iban a enfrentar de nuevo, y Boston afirma que el equipo está exactamente donde se esperaba.

“Inevitable. Es el duelo de basquetbol que todo el mundo quiere”, dijo Wade ayer por la tarde.

“Obviamente, con los Toros de Chicago fuera, éste es el mejor enfrentamiento que puede tener la Conferencia Este. Así que aceptamos el reto y esperamos que comience la serie”, indicó Dwyane Wade de cara al primer choque.