Estudiantes de minorías, los más arrestados

La policía arrestó o multó a más de 15 estudiantes por día entre enero y marzo de 2012 en las escuelas públicas de Nueva York, en su mayoría afroamericanos y latinos, según datos dados a conocer ayer por la Unión de Libertades Civiles (NYCLU).

Nueva York/Notimex – La policía arrestó o multó a más de 15 estudiantes por día entre enero y marzo de 2012 en las escuelas públicas de Nueva York, en su mayoría afroamericanos y latinos, según datos dados a conocer ayer por la Unión de Libertades Civiles (NYCLU).

De acuerdo a datos de la Policía de Nueva York, analizados por la NYCLU, más del 96% de los arrestos fueron de los estudiantes afroamericanos o latinos y más del 73% eran hombres. Alrededor del 18% de los arrestos fueron de los estudiantes entre 11 y 14 años.

Entre los detenidos, el 64% eran de estudiantes afroamericanos, quienes sólo representan el 31% de la población estudiantil en las escuelas de la ciudad.

Durante este período, la policía registró 12 veces más probabilidades de hacer un arresto de un estudiante afroamericanos que a un estudiante blanco.

Los estudiantes latinos, por su parte, registraron un 32.1% de los arrestos.

“Estos datos muestran cómo el impacto de la mano dura policial en las escuelas de la ciudad recae principalmente en los estudiantes afroamericanos, que representan el 64% de las detenciones”, dijo Donna Lieberman, directora ejecutiva de NYCLU.

De acuerdo a los datos, que abarcan información desde el primero de enero hasta el 31 de marzo (58 días escolares), hubo 327 detenciones, más de cinco por día. Además la policía emitió 555 citaciones a la corte -más de nueve por día, y alteración del orden público representó el 71% de todas las citaciones.

“Este número de arrestos y citaciones es una barbaridad. Estos números nos hacen sentir como que la policía de Nueva York sólo busca a estudiantes afroamericanos y latinos, y eso es simplemente erróneo”, señaló Joseph Duarte, miembro de la Campaña Dignidad en las Escuelas de Nueva York.

Duarte, un estudiante de 15 años de la escuela Samuel Gompers de El Bronx, dijo que va a la escuela para obtener una educación y no para ser detenidos.