Abogan por democratizar sindicato maestros

Guía de Regalos

MÉXICO, D.F. (EFE).- Los candidatos presidenciales mexicanos Enrique Peña Nieto y Josefina Vázquez Mota coincidieron ayer en la necesidad de “democratizar” el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), en un encuentro al que no acudieron los otros dos aspirantes Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri.

En un evento con organizaciones civiles, el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, favorito en todas las encuestas de cara a las elecciones del próximo 1 de julio, apostó por una mayor transparencia en los sindicatos, incluido el SNTE, el más grande de América Latina.

El sindicalismo en México debe evolucionar hacia una “democratización” en que los integrantes de las organizaciones de trabajadores “puedan exigir una mayor rendición de cuentas a sus dirigentes”, dijo Peña Nieto, el primero de los candidatos en someterse a las “10 preguntas por la educación” formuladas por alrededor de 200 organizaciones civiles.

No obstante, rechazó la posibilidad de eliminar la retención automática de cuotas que afecta los salarios de los maestros, al considerar que se trata de “un derecho de la colectividad para darle fortalecimiento a la organización” y señalar que esa “fortaleza permite hacer frente a los poderes económicos”.

El candidato de la coalición “Compromiso por México”, que además del PRI incluye al Partido Verde Ecologista de México (PVEM), se mostró convencido de que el Estado y el Gobierno son los únicos responsables de la política educativa y se comprometió a redefinir las competencias entre las diferentes autoridades educativas.

A su juicio, un indicador de éxito fiable sería el “buen desempeño de los alumnos” pues, recordó, la educación actual debe conseguir que niños y jóvenes tengan las herramientas necesarias para integrarse y competir en una economía global.

Por su parte, la candidata del Partido de Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, segunda en intervenir, dijo estar en favor de “un México con sindicatos fuertes” pero también “democráticos y que rindan cuentas”, y abogó por “despolitizar la agenda educativa”.

Reprobó la actual relación del Gobierno de México con el SNTE por permitirle a Elba Esther Gordillo, presidenta vitalicia de la organización, “decidir si se evalúa o no” a los trabajadores docentes.

“Es como si el sindicato de Hacienda decidiera las políticas monetarias y económicas del país. Si aceptamos ese tipo de chantajes lo que aceptamos es una regresión y estamos condenando a miles de niños y jóvenes a una agenda de mediocridad en la educación”, dijo.

Vázquez Mota, quien fue secretaria (ministra) de Educación durante la primera parte del mandato del actual presidente Felipe Calderón, apostó por “fortalecer” la Secretaría de Educación y darle al Sindicato “lo que le corresponde”.

“México no resiste más caciques; es un buen momento para decir adiós Elba”, afirmó la candidata, quien agregó que de esa forma se podrá fortalecer no solo la vida educativa de México, sino también el propio Sindicato.

Vázquez Mota discrepó con el candidato del PRI en cuanto a las cuotas sindicales, y abogó porque cada educador decida qué hacer con sus pagos. “Ha llegado el momento de abrir los candados de la libertad para los maestros”, expuso.

Insistió en que debe haber incentivos muy claros y recompensas para aquellos profesores que cumplen, y afirmó que “si un profesor prefiere estar en las calles o en las marchas tampoco debe tener asegurado su empleo y salario de por vida”.

“Tenemos que ver la escuela como un centro de tejido social, de reconstrucción de la comunidad, como un espacio de construcción de la ciudadanía”, dijo Vázquez Mota.

Al evento, organizado por la Coalición Ciudadana por la Educación, finalmente no acudieron el candidato de la coalición izquierdista encabezada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Andrés Manuel López Obrador, ni el del minoritario Partido Nueva Alianza y vinculado al SNTE, Gabriel Quadri.

La educación pública se ha convertido en uno de los temas torales en las campañas hacia la Presidencia de México, un país en que de cada 100 niños que inician su educación elemental (99.3 % del total de infantes registrados con seis años de edad), solo 64 terminan la escuela primaria, 24 el bachillerato, 10 egresarán de una licenciatura y apenas dos o tres concluirán un posgrado.