Devuelven a mamás bebés de red ilegal de adopciones

Las autoridades de México dijeron que, en realidad, los bebés fueron llevados a parejas irlandesas que creían que iban a adoptarlos

Guía de Regalos

México.- Las autoridades mexicanas han devuelto a las madres biológicas casi todos los bebés víctimas de una red de adopciones ilegales que proveía niños a parejas irlandesas, dijeron el lunes representantes legales de las afectadas.

La abogada Yuri Márquez dijo que las autoridades del estado de Jalisco devolvieron a 10 de los 11 bebés a sus familias la semana pasada.

Los niños estaban bajo custodia de las autoridades desde enero, cuando la procuraduría inició una investigación luego de detener a una mujer de 21 años acusada de “rentar” a uno de sus hijos.

Las autoridades continúan realizando exámenes de ADN al bebé restante para confirmar quién es su madre, señaló Márquez.

El estado devolvió la custodia a sus padres luego de determinar que las madres fueron engañadas cuando se les dijo que sus bebés eran fotografiados para una campaña de propaganda contra el aborto.

Las autoridades dijeron que, en realidad, los bebés fueron llevados a parejas irlandesas que creían que iban a adoptarlos.

“El juez se dio cuenta que ellas, lejos de ser parte de la banda de delincuencia organizada, fueron personas engañadas, son víctimas”, expresó la abogada.

La Procuraduría General de la República atrajo el caso, pero no se pronunció el lunes sobre la situación de las acusaciones contra los implicados.

Márquez dijo que siete personas continúan detenidas por las autoridades federales, entre ellas dos mujeres que las madres dijeron buscaban a bebés en un barrio pobre de las afueras de la ciudad de Guadalajara, en el occidente de México.

La primera detenida en el caso, así como la abuela de otro niño, quien fue acusada de participar a sabiendas en un negocio delictivo, fueron dejadas en libertad hace seis semanas por falta de pruebas, señaló Márquez.

La policía aún busca a dos abogados mexicanos del despacho López López y Asociados, en Guadalajara, que presuntamente procesaba las adopciones en el estado vecino de Colima.

Las madres dijeron que habían firmado contratos con un bufete jurídico para permitir que sus hijos fueran fotografiados en diversos lugares del estado de Jalisco para una campaña contra el aborto.

Las mujeres señalaron a los investigadores que facilitaban a los bebés de ellas hasta por 15 días, por lo cual recibían una paga de 500 pesos (36 dólares) diarios.

Las personas que trabajaban para los abogados llevaban a los niños a un hotel en Guadalajara, donde se reunían con parejas irlandesas que creían que iban a adoptar bebés.

Las parejas llevaban después a los niños a Ajijic ”un poblado popular entre retirados estadounidenses y canadienses contiguo a un lago” donde permanecían mientras concretaban las adopciones.

Uno de los agentes investigadores dijo a la prensa en enero que la red de adopciones ilegales quizá efectuó sus actividades durante años.

En el caso actual, las parejas irlandesas supuestamente pagaron a los abogados para que les buscaran un bebé, lograran la potestad y resarcieran el cuidado prenatal a la madre biológica.

Se desconoce si siguieron la misma pauta para adopciones previas que hubieran efectuado las parejas irlandesas con la misma firma.

Cruz Guadalupe Gutiérrez Moreno, de 20 años, dijo que aceptó que su hija, que nació con pulmones débiles, participara en la supuesta campaña contra el aborto para costear la atención médica de la menor.

“A mí me dio mucha alegría cuando nos dijeron que se terminaba la pesadilla (tras recuperar la custodia de la niña)”, señaló Gutiérrez en entrevista telefónica.

“Si me conoce (la bebé) y se ve contenta, ahora el problema es que no tengo dinero para sus medicinas”, apuntó.