Varones en mayor riesgo

Nueva York – No se conocen las causas exactas que pueden llevar a alguien a desarrollar un tumor maligno en la glándula reproductiva masculina. Sin embargo, hay algunos factores que pueden incrementar este riesgo: una historia familiar de cáncer testicular, desarrollo anormal de un testículo o si existe historia de ‘testículo que no descendió’.

Esta última condición es la de mayor peligro. Según la Sociedad Americana del Cáncer, aproximadamente uno de cada 10 casos de cáncer testicular ocurre en los hombres que han tenido un ‘testículo que no descendió’ (‘undescendend testicle’ o criptorquidia). Esto ocurre cuando los testículos -que se desarrollan dentro del abdomen del feto y se mueven hacia el escroto antes del nacimiento- no descienden totalmente antes que el niño nazca. Si el testículo no baja completamente se necesitará cirugía para corregir el problema (ver gráfico).

“Todo hombre que haya nacido con esta condición debe ser examinado más de cerca que cualquier otro hombre, porque el riesgo de tener cáncer testicular es mucho más alto”, indica el doctor Deepak Kapoor.

Este es el caso de José, un chileno de 40 años que vive en Nueva York. “Particularmente he tenido que tener mucho cuidado porque a los 10 años me operaron de los dos testículos. Los tenía arriba y me los bajaron”.

“Los médicos siempre me han señalado que me examine cuando estoy en la ducha y no he tenido problemas hasta ahora”, indica José quien agrega: “básicamente me toco alrededor de los testículos para ver si tengo algo duro, porque si lo tuviera, por más pequeño que fuera, tendría que ir inmediatamente al médico”.

“Los hombres hispanos deben ser pro-activos y cuidarse mucho, porque este es un tema muy delicado que tiene fácil solución, y la detección temprana es fundamental para tener más posibilidades de poder curarte”, exhorta.

A los hombres que desean ser padres en el futuro, pero que crean estar en riesgo de desarrollar cáncer testicular, se les recomienda acudir a un banco de semen para guardar sus espermatozoides. Si bien este tipo de cáncer no es conocido por afectar la fertilidad, su tratamiento, especilmente la quimioterapia, si puede tener un impacto negativo en la fecundidad masculina.

(Pedro F. Frisneda/EDLP)