FBI allana hipódromo y hacienda de presunto Zeta

Aparentemente existen vínculos con una operación de crianza hípica operada por el hermano de un líder del cártel narcotraficante de los Zetas.

FBI allana hipódromo y hacienda de presunto Zeta
Agentes del FBI.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

RUIDOSO DOWNS, Nuevo México, EE.UU. (AP) – El FBI allanó hoy un hipódromo de Nuevo México y una hacienda de Oklahoma como parte de una investigación aparentemente vinculada con una operación de crianza hípica operada por el hermano de un líder del cártel narcotraficante de los Zetas.

Decenas de agentes del FBI con chalecos antibalas allanaron la pista hoy por la mañana para cumplir una orden de arresto, dijo Doug Babcock, jefe de policía en Ruidoso Downs, Nuevo Mexico, y recolectaban evidencia.

En Oklahoma, una hacienda fue allanada en Lexington, a unos 65 kilómetros (40 millas) al sur de Oklahoma City, confirmó Clayton Simmonds, un portavoz del FBI, pero dijo que no podía dar más detalles porque las órdenes de arresto, búsqueda e incautación estaban selladas.

Al menos seis agentes del organismo seguían en la hacienda al empezar la tarde.

“Estamos cumpliendo órdenes judiciales en el área de Lexington en referencia a una investigación policial en marcha”, dijo Simmonds.

Hasta el momento se desconocía quién o quiénes fueron arrestados ni cuándo podrían presentarse ante la corte.

El diario New York Times (http://nyti.ms/KqFFiY) reportó en su página de internet que las redadas involucran a Tremor Enterprises, una organización de crianza de caballos operada por el hermano menor de una persona que las autoridades de ambos lados de la frontera han identificado como un alto integrante del cártel mexicano de los Zetas.

El periódico, que mencionó una investigación de meses y varias fuentes anónimas, dijo que Tremor era empleada para lavar millones de dólares provenientes del narcotráfico.

Describió cómo la operación de crianza de caballos fue ocultada a la vista de todos ”incluso un caballo fue llamado “Cártel Número Uno” y progresó en silencio hasta ganar algunas de las carreras más renombradas.

Vince Mares, director ejecutivo de la Comisión de Carreras de Nuevo México, confirmó que hubo una redada en la pista, pero refirió todas las preguntas al FBI. Dijo que la junta de supervisión había trabajado con investigadores federales y estaba al tanto de la redada antes de que fuera implementada, pero no quiso dar más detalles.