Padres estremecidos por violencia escolar

Seria alarma por el caso de un estudiante que cortó a otro con una navaja de afeitar.

NUEVA YORK – Autoridades y padres están alarmados por los hechos violentos en la Escuela Pública 132, en El Bronx, luego que un menor de ocho años agrediera a otro con una navaja de afeitar.

La Policía informó que al mediodía del martes, el estudiante afroamericano de quinto grado, Richard McKinney, de nueve años, sufrió una profunda cortada por detrás del cuello a manos de su compañero de clase. La agresión sucedió durante el periodo de descanso.

Según la policía, el pequeño agresor cortó a la víctima causándole una herida que requirió pronta asistencia médica.

McKinney fue trasladado al Hospital Lebanon y su condición se reporta como estable. Según autoridades médicas, el niño requirió de una sutura de seis puntos. La víctima también sufrió una lesión en la mano, pero no grave.

El menor agresor, que no se ha sido identificado, fue arrestado por posesión criminal de un arma y agresión.

Marge Feinberg, portavoz del Departamento de Educación (DOE) indicó que se está investigando para determinar si se trató de un caso de “bullying” o acoso escolar, pues el agresor alegó que llevó la navaja a la escuela para protegerse.

La vocera dijo que otros enfrentamientos de bajo perfil ocurrieron en el pasado. Sin embargo, destacó que las autoridades trabajan por mantener un ambiente seguro para los estudiantes.

Feinberg comentó que los reportes de agresiones más recientes en la PS 132 –que calificó como no graves- ocurrieron en abril y junio.

El presidente de El Bronx, Rubén Díaz, pidió no culpar al niño que hirió a su compañero.

“Tenemos que ver nuestra responsabilidad como una sociedad y como padres para que nuestros hijos no usen la violencia para solucionar problemas”, comentó.

El hecho causó conmoción entre padres latinos. Sindi Sarabia indicó que es necesario revisar las mochilas de los niños antes de llevarlos a la escuela. “Estamos en shock”, dijo la mujer.

“En la escuela reina la indisciplina, pero nadie pensó que las cosas se saldrían de control a un extremo alarmante”, acotó.

Ismael López comentó que el fin de curso está empañado por la violencia. “Mi nieto no tendrá graduación, porque hay jovencitos que rompen las reglas. Autoridades escolares suspendieron la fiesta de graduación por tantos problemas”, dijo el guatemalteco.

Otros indicaron que la escuela tiene sólo parte de responsabilidad en esto. “Hemos fallado como padres al no ver qué hacen nuestros hijos”, dijo Suri Vázquez. “Estos problemas empiezan en casa y deben solucionarse a tiempo”.