Hieren a policía en confusa balacera

El uniformado que estaba fuera de servicio se recupera luego de ser herido en El Bronx.

Jobanny Almonte (der.), madre de Adonis Almonte, junto a la prima de éste, Lesly Felipe, quien sostiene una foto del joven cuando  tenía 13 años.
Jobanny Almonte (der.), madre de Adonis Almonte, junto a la prima de éste, Lesly Felipe, quien sostiene una foto del joven cuando tenía 13 años.
Foto: José Acosta / EDLP

NUEVA YORK – Un policía fuera de servicio se recupera luego de ser herido en una balacera la madrugada de ayer en El Bronx.

El uniformado, identificado como Nelson Vergara, iba camino a su casa cuando se cruzó con un grupo de hombres que estaban bebiendo cerca de Billingsley Terrace, en el barrio de Morris Heights.

La policía dijo que Vergara confrontó a los hombres cuando uno de ellos le lanzó una botella, y en ese momento otro individuo en un todoterreno Honda, color verde, se detuvo frente al grupo, salió y comenzó a dispararles. Vergara sacó su arma e hirió al conductor.

Oficiales de la policía dijeron que tanto el conductor como el sujeto que lanzó la botella están bajo custodia policial, y otros están siendo interrogados.

El joven que tiró la botella se llama Adonis Almonte, de 17 años, según reveló la madre de éste, Jobanny Almonte. El adolescente se salvó milagrosamente tras recibir ocho disparos, tres en el brazo izquierdo y uno en el cuello, y se encuentra en condición estable en el hospital St. Barnabás, informó la familia.

La madre del menor dijo que Adonis había llegado de una fiesta, le pidió dinero para comprar comida y salió, y cuando regresó con la comida se sentó frente al edificio donde reside, el 1834 de Phelam Place, junto con tres amigos del barrio.

“El le dijo algo a uno de los muchachos, el policía venía subiendo en la otra acera, se metió con el grupo y mi hijo Adonis le tiró una botella”, dijo Almonte. “Gracias a Dios que le tiró la botella, porque en ese momento llegó un todoterreno, y un tipo que apodan El Gordo se apeó, preguntó por mi hijo, y sin mediar más palabras sacó un arma y le entró a balazos”, dijo la madre.

Almonte dijo que Adonis comenzó a correr calle abajo, pidiendo que no lo dejaran morir, y el policía intervino e hirió a El Gordo, quien devolvió los balazos y a su vez impactó al agente.

“Si el policía no hubiera estado ahí, mi hijo estaría muerto”, dijo Almonte. “Mi hijo me dijo en el hospital que agradece que el policía le haya salvado la vida, y que le tiró la botella porque no sabía que era policía, porque éste no andaba uniformado”, señaló.

Carmen Almonte, la abuela de Adonis, dijo que su nieto está bajo libertad condicional por haber tenido problemas con la ley en un pleito, y que tenía seis meses estudiando en un programa para arreglar su récord.

“Adonis me dijo que después de este susto, que casi le cuesta la vida, va a dejar las calles”, dijo la abuela.

“Hoy, las noticias no son trágicas”, dijo el alcalde Michael Bloomberg. “Gracias al trabajo de la policía, y acaso gracias al poder de Dios, no hemos perdido a ninguno de nuestros miembros del NYPD en violencia con armas de fuego este año”, agregó.