Dickey hace méritos para Juego de Estrellas

Dickey hace méritos para Juego de Estrellas
R.A. Dickey, abridor de los Mets, el primero en ganar 12 aperturas esta campaña.
Foto: AP

LOS ANGELES/AP – R.A. Dickey hizo otra sólida puja para ser el abridor de la Liga Nacional en el Juego de Estrellas. El realmente quiere ese honor – no sólo para sí, sino para ese grupo único que el llama ‘El Consejo Jedi de Nudilleros’.

Dickey, que resucitó su carrera hace varios años con ese lanzamiento especializado, limitó a los Dodgers a tres hits en ocho innings la noche del viernes, para convertirse en el primer ganador de 12 juegos en las Grandes Ligas esta campaña, y los Mets de Nueva York aplastaron 9-0 a Los Angeles, su sexto fracaso consecutivo, la peor racha de la temporada para el equipo.

“Pienso que de niños todos nos imaginamos en el Juego de Estrellas. En ese sentido, obviamente, sería un gran honor”, dijo Dickey.

“Pero más que eso, pienso que le daría legitimidad real a lo que hago como nudillero. Pienso que hay gente que no considera la bola de nudillos como un lanzamiento legítimo”, acotó.

“Ciertamente me siento agradecido por todos los que vinieron antes que yo y han hecho lo que yo hago ahora, porque eso me ha permitido tener las bases para convertirme en lo que soy actualmente”, añadió Dickey.

“Yo traté de ser Charlie Hough. Traté de ser Phil Niekro y Tim Wakefield, y no me resultó. Así que comencé a encontrar lo que era único en ese lanzamiento conmigo, y las cosas comenzaron a resultarme”, continuó.

El único hit de los Dodgers en los primeros 6 y 1/3 innings fue conectado por el lanzador Aaron Harang, un sencillo que picó entre el jardinero izquierdo Kirk Niewenhuis y el jardinero central Andrés Torres. A.J. Ellis bateó un sencillo en el séptimo y Tony Gwynn Jr. un doblete en el octavo.

“El estaba lanzando más duro que lo que estoy acostumbrado a verle lanzarlo”, dijo Gwynn Jr. “Lanzó un montón de strikes con la bola de nudillos. Y cuando está en la zona de strikes y se mueve tanto, es difícil hacer contacto. Corta, se hunde, hace algo diferente cada vez que la lanza”.

Dickey (12-1), que tuvo blanqueadas consecutivas de un hit ante Tampa Bay y Baltimore, regresó por el buen sendero cinco días después de haber permitido cinco carreras en seis innings a los Yankees. Fue la quinta actuación sin carreras en siete juegos para el veterano nudillero.

Dickey ha ganado 10 decisiones consecutivas en 13 salidas, con un promedio de carreras limpias de 1.51, desde el 18 de abril.