Terry se declara inocente de racismo

Terry se declara inocente de racismo
El defensa inglés John Terry.
Foto: ap

Londres/EFE – El capitán del Chelsea, el inglés John Terry, se declaró ayer no culpable de las acusaciones de comportamiento racista que pesan sobre él en la primera jornada del juicio por haber insultado supuestamente a su compatriota Anton Ferdinand, jugador del QPR.

El internacional inglés compareció ante un tribunal de Westminster (Londres) en un proceso que durará cinco días y en el que se enfrenta, como máximo, a pagar una multa de 3,880 dólares.

El defensa inglés, de 31 años, está acusado de insultar a Ferdinand durante un encuentro de la liga inglesa en el estadio londinense de Loftus Road el pasado 31 de octubre.

Dos compañeros de equipo de Terry, el inglés Ashley Cole y el nigeriano John Obi Mikel, que estaban a pocos metros del defensa cuando supuestamente insultó a Ferdinand, no serán finalmente citados como testigos por ninguna de las partes.

En diciembre, la fiscalía británica presentó una acusación contra el inglés por un “delito de alteración del orden público con agravante racial”, y basó sus argumento en un vídeo en el que aparece Terry dirigiéndose a su compatriota en términos supuestamente racistas.