Neonazis buscan adeptos a través de las redes sociales (Video)

Usan Facebook, Twitter y YouTube para reclutar militantes en Alemania
Neonazis buscan adeptos a través de las redes sociales (Video)
Neonazis en Alemania usan las redes sociales para captar a niños y jóvenes.
Foto: AP

Berlín – La extrema derecha apuesta cada vez más por redes sociales en internet como Facebook, Twitter o YouTube para reclutar militantes, alertó hoy la organización alemana para la protección de la juventud Jugendschutz.net.

La “Social Web” (red social) es la plataforma de reclutamiento por excelencia de los neonazis, señaló Stefan Glaser, director adjunto de la organización, al presentar el “Informe anual sobre la extrema derecha en la red”.

Estas redes sociales son especialmente populares entre el principal público objetivo -niños y jóvenes-, agregó el activista, quien precisó que temas emocionales como el abuso a menores o el desempleo sirven con frecuencia de anzuelo a los neonazis para atraer la atención de los usuarios.

Los llamamientos que a primera vista pasan desapercibidos, “contienen, una vez se miran con mayor detenimiento, consignas antidemocráticas”, señaló.

Al mismo tiempo, la extrema derecha apuesta cada vez más por la atracción que despiertan acciones subversivas como los “flashmobs”.

La ideología pura y dura viene después, puntualizó.

“Internet es un importante campo de acción en el que la extrema derecha muestra frecuentemente su verdadera cara”, dijo por su parte Thomas Krüger, presidente de la Agencia Federal de Educación Política.

Los medios sociales se convierten así con frecuencia en el lugar donde se crea el caldo de cultivo de la violencia ultraderechista, agregó.

En este sentido, llamó a los administradores de las plataformas en internet a “asumir su responsabilidad social” y proceder de forma activa contra contenidos extremistas.

También la comunidad virtual debe mostrar mayor compromiso y no debatir únicamente sobre protección de datos y libertad en la red, sino transmitir asimismo a los usuarios la importancia del coraje civil, subrayó.

Glaser aludió directamente a Facebook y otras redes sociales al indicar que los administradores de una plataforma están obligados a actuar si detectan “abusos masivos” en sus páginas.

Al mismo tiempo exigió que contenidos similares a otros ya eliminados, como ocurre muchas veces con los vídeos, no deberían poder cargarse una y otra vez, algo que se podría evitar con un filtrado previo, igual que se hace en la luchan contra las vulneraciones a los derechos de autor, dijo.

El informe anual señala que la difusión de contenidos de extrema derecha en internet aumentó el año pasado en un tercio respecto a 2010.

Así, de 1,150 denuncias registradas en 2010 se pasó a 1,607 en 2011, de las cuales 629 hacían referencia a contenidos en redes sociales como Facebook y Youtube, frente a sólo 270 el año anterior.

En 978 casos, los usuarios alertaron de páginas en internet “clásicas” del entorno de grupos neonazis o webs de venta por catálogo de firmas vinculadas con la extrema derecha, cien denuncias más que en 2010.

Además aumentan también los contenidos claramente punibles, lo cual demuestra, según estima Glaser, que “el entorno (de la extrema derecha) se siente seguro (en la red) ante cualquier acción penal”.