Hombre muere al atravesar con su auto un edificio en el Bronx

Aparatoso accidente deja grave a una mujer que viajaba en el vehículo.
Hombre muere al atravesar con su auto un edificio en el Bronx
El Honda Accord quedó empotrado en el interior del 1649 de la avenida East Tremont, en El Bronx, tras el fatal accidente.
Foto: JOSE A. RIVERA / EDLP

EL BRONX – Un hombre murió tras estrellar el auto que conducía y atravesar la pared de un edificio de dos pisos la madrugada de ayer en la zona de Westchester Square.

La víctima, identificada como Gilberto Alfonso, de 49 años de edad, manejaba su Honda Accord por la avenida East Tremont en dirección Oeste, poco antes de la 1 a.m., cuando perdió el control de vehículo al intentar girar a la izquierda en la calle Overing y empotró el auto contra la pared de ladrillo del edificio 1649 de dicha calle, según informaron las autoridades.

Junto a Alfonso viajaba una pasajera de 30 años, cuyo nombre no ha sido divulgado y que sobrevivió al impacto. Ambos fueron trasladados al hospital Jacobi, donde se certificó el fallecimiento del conductor. La mujer fue internada con heridas graves, pero hasta ayer permanecía en condición estable.

Ningún ocupante del inmueble resultó herido, aunque todos ellos fueron desalojados y no podrán volver a sus casas hasta que el Departamento de Edificios evalúe por completo los daños y verifique si se han producido problemas estructurales.

Afortunadamente, el coche atravesó el primer piso del edificio, donde sólo hay un establecimiento comercial que a esas horas de la noche estaba vacío. Todos los residentes vivían en los seis apartamentos que alberga el segundo piso. Las autoridades no dieron a conocer cuántas personas estaban dentro en el momento del impacto.

“Sonó como una bomba y cuando vi que salía humo del edificio, creí que había sido una explosión de gas y no quise acercarme”, dijo Jerome Roberts, que vive a varias casas del accidente y aún así se despertó por el ruido.

Las autoridades confirmaron a última hora de la tarde de ayer que los afectados, que son alrededor de una veintena, incluyendo tres niños, podrán volver a sus domicilios en una semana aproximadamente. Mientras tanto, vivirán en casas de familiares y los que tengan otra opción, quedarán bajo el auspicio de la Cruz Roja.

Aún no están claras las circunstancias que motivaron el accidente y la investigación sigue abierta, aunque la Policía declaró a través de un comunicado que ¨no hay indicios de criminalidad”.