Derechos civiles en caso Anaheim: enojados y marginados

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha comenzado a trabajar con la comunidad hispana de Anaheim para ofrecer entrenamiento sobre sus derechos civiles a raíz de los acontecimientos en enfrentamientos con la policía en esta ciudad.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Derechos civiles en caso Anaheim: enojados y marginados
Los hispanos muchas veces desconocen cuáles son los límites de las autoridades cuando éstas intentan mantener el orden.
Foto: AP

El vecindario donde la policía mató el fin de semana a un hispano desarmado y residentes airados se enfrentaron a las autoridades, está ubicado muy cerca de Disneylandia, pero a un mundo de distancia de la alegría que representa ese lugar, el cual es visitado por millones de personas cada año.

Anaheim es una ciudad de contrastes que van desde casas lujosas en lo alto de las colinas, hasta complejos de apartamentos con un alto grado de hacinamiento y pobreza.

La ciudad, 25 millas al sureste de Los Ángeles, ha experimentado como el resto del estado, un acelerado crecimiento de la población hispana, que hasta el 2010 constituía el 53 por ciento de los habitantes de la ciudad, de acuerdo a cifras del Censo.

A pesar de la explosión demográfica, esta comunidad no cuenta con representación política, dice Lucero Chávez, abogada de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en el Sur de California, con sede en Santa Ana.

Ante esa realidad, ACLU , se ha fijado como objetivo capacitar a la comunidad para que pueda identificar cuándo se están violando sus derechos y a dónde acudir para reportarlo.

“Lo que estamos viendo es que la comunidad le tiene miedo a la Policía, en lugar de tenerle confianza”, dijo. Sin embargo, agregó que en este caso hemos visto una reacción distinta del Departamento de Policía de Anaheim y del gobierno local.

“Pidieron disculpas por el incidente del perro que mordió a un manifestante, hemos visto una diferencia y eso va ser importante para reestablecer la relación con la comunidad. Las autoridades necesitan mantener una actitud abierta y transparente para que este tipo de incidentes no vuelvan a pasar en el futuro”, dijo Chávez refiriéndose a la investigación federal independiente que se ha solicitado.

Chávez reconoció el esfuerzo del Departamento de Policía de Anaheim para trabajar con la comunidad y citó como ejemplo su centro de apoyo a las víctimas de violencia doméstica facilitándoles la posibilidad de conseguir la Visa U de inmigración.

Por su parte, la Asociación de Agentes de Policía de Anaheim emitió una declaración indicando su apoyo a los agentes.

“He visto a muchos grupos de fuera viniendo a Anaheim que están criticando a nuestros agentes involucrados en el tiroteo para su propia agenda política”, dijo Kerry Condon, presidente de la asociación. “Quiero apoyar a mis agentes que han recibido muy mal trato por los medios de comunicaicón, con gente que no sabe los detalles de la investigación y están haciendo comentarios negativos.

Pero Chávez señala que este tipo de acusaciones es difícil de comprobar.

“La comunidad ha estado sometida por muchos años. Anaheim es famosa por su equipo de béisbol, por Disneylandia, pero existe otro lado que muchos no conocen: las familias sin trabajo, la comunidad latina no tiene representación en el gobierno local y en momentos como este no saben a quién acudir”, explica.