Trabajadores llaman a boicot permanente

El movimiento es contra un supermercado y forma parte de una larga lucha para lograr un sindicato y obtener beneficios.
Trabajadores llaman a boicot permanente
A pesar de que hace varios meses un grupo de trabajadores del supermercado Golden Farm en Brooklyn lucha por formar un sindicato para garantizar defender sus derechos y lograr mejores salarios, la lucha aún continúa.
Foto: Archivo

Nueva York – Trabajadores latinos, con el respaldo de la organización Nueva York Comunidades por el Cambio (NYCC), pidieron a vecinos de Kensington, Brooklyn; unirse a un boicot permanente en contra de un supermercado como parte de una larga lucha por lograr un sindicato y obtener beneficios.

Alexandra García, organizadora de NYCC, informó que el 18 de agosto, trabajadores latinos iniciarán nuevas protestas para que Golden Farm, situado en 329 de la Avenida Churca, mejore las condiciones laborales.

En abril pasado, los empleados de la empresa organizaron un boicot de 24 horas que motivó a unos 800 clientes a no comprar en el sitio. Pese a las frecuentes manifestaciones para lograr representación sindical, Golden Farm aún no cumple con las peticiones de sus trabajadores, dijo García.

“Creemos que es importante que la comunidad se una a la lucha y no compre, pues sólo así podrá generarse visibilidad y movilización sobre el tema de robos de salarios en supermercados”, acotó la activista.

Hace más de un año, trece empleados latinos presentaron una demanda laboral contra Sonny Kim, propietario de Golden Farm, por hacerlos trabajar durante años más de 72 horas a la semana, pagándoles por debajo del salario mínimo.

García explicó que Kim aceptó pagar el salario que obliga la ley luego de la demanda, pero se niega a admitir un sindicato y otorgar beneficios.

Kate Barut, activista de NYCC, comentó que la Junta Laboral aprobó la creación de un sindicato, pero el dueño del supermercado apeló la decisión y declina sentarse en la mesa de negociaciones.

Barut apuntó que en respuesta, el boicot será permanente desde el 18 de agosto hasta que Sonny Kim acepte le representación sindical.

“Cada sábado y domingo, de 8 a.m. a 8 p.m., estaremos pidiendo a la comunidad no comprar en el lugar hasta que los trabajadores logren justicia”, dijo la activista.