Llegó el día esperado por muchos

Jóvenes indocumentados de toda la nación iniciaron los trámites ante las autoridades para acogerse al programa Acción Diferida".

Guía de Regalos

Llegó el día esperado por muchos
Miles de 'dreamers' de todo el país iniciaron sus trámites.
Foto: AP

A través de todo el país, en varias ciudades, se formaron ayer enormes filas de jóvenes que buscaban la forma de ser los primeros en someter su aplicación para solicitar el beneficio migratorio que les dará un seguro social, permiso de trabajo y la oportunidad de continuar sus estudios superiores.

Con sus documentos que comprueban que han estudiado o que aún están estudiando en Estados Unidos, cientos de jóvenes esperaban su turno afuera de las oficinas central de la Coalición de Derechos Humanos de Los Ángeles (CHIRLA).

En Chicago, unos 12 mil jóvenes acudieron al arranque de la Acción Diferida en el centro recreativo Navy Pier, a cargo del senador Richard Durbin, el congresista Luis Gutiérrez y la Coalición de Illinois pro Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR), una situación similar se vivió en Nueva York, Washington y otras partes del país.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) comenzó a recibir las solicitudes de la “Acción Diferida“, una normativa que aprobó recientemente el presidente Barack Obama, que le otorga beneficios migratorios temporales a todas las personas que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16 años y que han estudiado en este país.

Se trata del programa migratorio más significativo en EE.UU desde 1986, cuando el entonces presidente Ronald Reagan promulgó una “amnistía” para tres millones de indocumentados, aunque éstos recibieron la residencia permanente en esa ocasión.

Marlon Coronado, de 28 años, dijo que tiene la esperanza de poder continuar sus estudios de paralegal en California State Dominguez Hill.

“Me ha tomado mucho tiempo (llegar a la universidad) porque tengo que trabajar. Ahora estoy estudiando en El Camino Community College, pero quiero ir a la universidad”, dijo Coronado.

Varias organizaciones en Los Ángeles realizaron sesiones especiales para ayudar a los aspirantes a llenar sus formularios y revisar que toda la información esté correcta.

California cuenta con la mayor cantidad de posibles beneficiarios del alivio de inmigración, según un reciente informe del Migration Policy Institute, que establece en cerca de 460,000 los jóvenes indocumentados que califican para el beneficio de inmigración, incluyendo los menores de 15 años elegibles en el futuro.

“Hemos venido trabajando muy fuerte para preparar a muchos jóvenes para este día”, señaló Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, por sus siglas en inglés).

“Sabemos que para muchos padres y sus hijos esto es lo mejor que les ha podido pasar”, agregó la activista.

En Los Ángeles, donde se calcula que más de 200,000 jóvenes son elegibles, CHIRLA realizó una ceremonia especial con la participación de las congresistas demócratas Lucille Roybal-Allard y Judy Chu.

CHIRLA da asesoría a los soñadores

La Congresista Roybal-Allard indicó que el sueño de muchos jóvenes se convertirá en realidad, pero que no hay que olvidar que este es un beneficio temporal de dos años y que no es camino a la legalización permanente.

“Tenemos que seguir luchando por una ley para los Dreamers que sea permanente? Tenemos que luchar por una reforma migratoria integral para que millones de personas puedan realizar el sueño americano”, dijo Roybal-Allard autora de la propuesta de ley que le daría una residencia legal a estos jóvenes.

Angélica Salas, directora ejecutiva de CHIRLA, concuerda en que hay que seguir luchando por una solución migratoria permanente, no sólo para los jóvenes que fueron traídos a Estados Unidos por sus padres, sino también para sus progenitores que han arriesgado sus vidas para trabajar en el país para poder darle una mejor vida a sus familias.

Jóvenes “dreamers” en busca del Sueño Americano

El director de USCIS, Alejandro Mayorkas, declaró que se seguirán las normas establecidas por la Secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano y que se asegurarán que las personas que solicitan este beneficio, realmente cumplan con los requisitos.

“USCIS ha desarrollado un proceso riguroso para las peticiones de la acción diferida? las personas que llegaron cuando eran menores que cumplen con los requisitos y cuyos casos serán deferidos, podrán ahora vivir sin miedo a ser deportado, y podrán contribuir con sus talentos a nuestra gran nación”, aseveró Mayorkas.

La presidenta de la Junta de Educación del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), Mónica García, dijo que las escuelas están disponibles para ayudar a que los jóvenes obtengan copias de las transcripciones de sus calificaciones y/o diplomas.

En los casos en que las personas necesiten ayuda para terminar sus equivalencias (GED), también pueden buscar ayuda en las secundarias cercanas a sus hogares o preguntar directamente al distrito escolar, agregó García.

“Me siento orgullosa que la educación es la llave del éxito. Como comunidad tenemos que recordar y expandir el mensaje de que la educación es la llave”, dijo García.

El costo de las transcripciones escolares es de 5 dólares.

La congresista Roybal-Allard dijo que la mayoría de jóvenes no necesitarán ayuda para completar sus solicitudes y recomendó que si tienen alguna duda o algún problemaacudan a alguna organización sin fines de lucro de confianza como CHIRLA o CARECEN.

“Los soñadores y sus familias deben tener cuidado de quienes se identifican como expertos y que prometen agilizar el proceso o que garantizan que recibirán la acción diferida. Estas personas seguramente buscan el dinero y pueden hasta poner en peligro su estadía legal en el país? la mayoría de los soñadores no necesitan un abogado”, aseveró Roybal-Allard.

Algunos expertos aseguran que en el sur de California podrían vivir casi la mitad del millón de personas que se podrían beneficiar.

Requisitos para solicitar la “Acción Deferida”

Haber llegado a Estados Unidos siendo menor de 16 años de edad

Residir ininterrumpidamente en el país desde agosto del 2007

Asistir actualmente a la escuela, haberse graduado de High School o equivalente

No haber sido condenado por un delito mayor, un delito menor significativo, múltiples delitos menores ni representar una amenaza para la seguridad nacional o la seguridad pública

No ser mayor de 30 años de edad

Pagar 465 dólares a USCIS