Los Yankees de Nueva York le apuntan al título del Este (Fotos)

La novena de El Bronx busca asegurar el banderín del Este de la Liga Americana
Los Yankees de Nueva York le apuntan al título del Este (Fotos)
El manager de los Yankees, Joe Girardi, junto a su equipo en el juego de anoche.
Foto: AP

NUEVA YORK – Los Yankees amanecieron ayer con el destino en sus manos.

De ganar los dos partidos finales de la temporada regular contra los Medias Rojas de Boston, la novena de El Bronx aseguraría el banderín del Este de la Liga Americana, independientemente de lo que hiciera su perseguidor, Orioles de Baltimore

Gracias a su victoria en la noche del lunes, combinada con la derrota de los Orioles ante los Rays en esa misma fecha, Nueva York amaneció ayer con marca de 93-67, un juego arriba de Baltimore (92-68).

Sin embargo, un desliz de los ‘Bombarderos’ sumado a un éxito de Baltimore volvería a ponerlos en igualdad de condiciones, con el mismo récord, esperando definir su suerte hoy.

De igual modo, un triunfo de los Yankees anoche, combinado con una derrota de los Orioles, que jugaban anoche contra los ya eliminados Rays en Tampa Bay, hubiese asegurado la división para los Yankees.

Ambos equipos podrían terminar empatados a 93-69, si los Yankees perdían ayer y hoy, y los Orioles dividían con 1-1. En ese caso habría un juego de sempate mañana jueves en Baltimore.

La pelea es por el título del Este, porque ambos clubes tienen asegurado al menos el boleto de comodín.

La Liga Americana tiene ya a los equipos que disputarán los playoffs: Yankees y Orioles, del Este; Tigres de Detroit (87-73), que el lunes se coronaron campeones del Centro; y Rangers de Texas (93-67) y Atléticos de Oakland (92-68) peleando por el título del Oeste.

Los números lo confirman: las divisiones más fuertes son el Este y Oeste, cuyos equipos tienen mejor récord que Detroit, que la noche del lunes aseguró el banderín.

Si recurrimos a los números, podría tildarse de ‘injusto’ el hecho de que los Tigres entren a la postemporada con peor marca que otras novenas, como los Rays de Tampa Bay o Angelinos de Los Angeles, (terceros en el Este y Oeste, en su orden) que amanecieron ayer con marca de 89-71. Pero así son las reglas.

Tras la inclusión -desde este año- de dos comodines por cada liga, las Grandes Ligas podrían considerar una nueva reforma al sistema de clasificación a la postemporada.

Por ejemplo, un partido de ‘wild card’ entre los equipos con más bajo récord, en este caso Detroit -a pesar de ganar el banderín del Centro- con Tampa Bay o Angelinos. Quizá eso motive a una mayor competitivad entre los conjuntos del Centro.

En la Liga Nacional, todo apunta a que el drama de si avanzan o no a la postemporada está reservado para los Cardenales de San Luis y Dodgers de Los Angeles, que amanecieron ayer con récord de 87-73 y 85-75, en su orden.

Si los campeones vigentes de la Serie Mundial perdieran los dos juegos restantes ante los Rojos de Cincinnati combinado con dos triunfos de la novena dirigida por Don Mattingly contra los Gigantes de San Francisco, Cardenales y Dodgers terminarían empatados 87-75.

En ese caso el boleto a los playoffs se definiría por las reglas de ‘tiebreaker’, considerando primeramente los resultados de los enfrentamientos entre los dos conjuntos.

El resto está definido: los Nacionales de Washington (96-64) amarraron su primer título del Este, y los Bravos de Atlanta (93-67) el boleto de ‘wild card’.

Con antelación, Cincinnati (96-64) y San Francisco (93-67) aseguraron los banderines del Centro y Oeste, en su orden.

De mantenerse las posiciones con que entraron al terreno de juego anoche, los Orioles se enfrentarían a los Atléticos en el partido de comodines de la Americana, el viernes. El ganador viajaría a Nueva York para disputar con los Yankees la serie divisional, desde el domingo.

En la otra llave del ‘Joven Circuito’, los Rangers serán anfitriones de los Tigres, serie programada para iniciar el sábado.

En el comodín del ‘Viejo Circuito’, Atlanta recibirá a los Cardenales, el viernes; el ganador de este partido se trasladará a Washington D.C. para medirse contra los Nacionales a partir del domingo.

En la otra serie divisional, los Rojos recibirán a los Gigantes, desde el sábado. Todos los juegos de ‘wild card’ y de las series divisionales de ambas ligas serán televisados en directo por TBS.

Los Mets quizá deben darse por satisfechos de no quedar sumergidos en el sótano del Este.

Pase lo que pase en sus dos últimos partidos contra los Marlins, esa posición se la ganó el equipo de Miami (68-92), que hizo mucho ruido durante el receso con contrataciones de alto calibre, incluyendo la adición del campocorto dominicano José Reyes, que defendió a la franquicia de Queens desde su debut en Grandes Ligas, en el 2003 hasta la pasada campaña.

Si hay algo digno de rescatar en los Mets es la labor de su abridor R.A. Dickey (20-6, 2.69 ERA en 33 aperturas), que anoche buscaba su victoria No. 21. El nudillero bien podría estar peleando el premio Cy Young de la Liga Nacional; aunque tiene un fuerte oponente en el pitcher de los Nacionales, Gio González (21-8, 2.89 ERA en 32 juegos).

Ahora los Mets -que con un grupo de peloteros jóvenes y otros desconocidos lograron hasta ayer marca de 73-87- tienen que pensar en mejorar la plantilla durante el receso, especialmente en el bullpen, que dejó ir varios triunfos.

Asimismo, los propietarios de los Mets deberán decidir si dan extensión de contrato a su estrella, David Wright.