Nuevo estadio y otro equipo

Hay quienes les gusta la idea… y a otros no. Pero lo cierto es que Nueva York necesita imperiosamente un estadio de fútbol con un equipo que represente verdaderamente a esta ciudad. El NY Red Bulls juega en New Jersey y tiene su sede en Harrison.

La MLS ha reservado el cupo número 20 para el otro cuadro neoyorquino y tiene en mente construir el escenario en el Flushing Meadows Park, lugar perfecto porque allí se respira fútbol.

En la década de los 80, Queens ya tuvo un equipo profesional pero de corta vida por falta de escenarios. El mismo Cosmos comenzó jugando en el Randall Stadium, un vetusto estadio debajo del puente Triboro.

Fue el Apolo que apareció entre 1979 y 1980 y cambió su nombre por New York United para participar en la American Soccer League (ASL) una liga de mejor linaje que la NASL, donde el principal protagonista era el Cosmos que tenía una constelación de estrellas encabezadas por Pelé, Carlos Alberto, Beckenbauer, Neeskens, Chinaglia, Julio Cesar Romero, entre otros.

El New York United tuvo su sede en el desaparecido Shea Stadium jugando sus partidos cuando los Mets estaban fuera de la “Gran Manzana”.

Para encarar el campeonato trajo algunos refuerzos, jugadores que estaban en el ocaso de su carreras como el mundialista Clodoaldo, campeón en México 70 donde Brasil conquistó la Copa Jules Rimet para la eternidad. Hacía pareja con Gerson en el mediocampo de ese “Maravilloso equipo”.

El New York United también contó con elementos jóvenes de diferentes nacionalidades, como el uruguayo nacionalizado estadounidense Fernando Clavijo; el ecuatoriano Jaime Pineda; el argentino-boliviano Mario Concha, entre otros.

Narciso Horacio Doval, ex estrella de San Lorenzo, Flamengo y Fluminense, fue otra de las atracciones del cuadro neoyorquino.

Sin duda, el parque de Flushing es el sitio idóneo para construir un estadio para 25,000 personas. Fácil acceso y lugar estratégico. La prueba está que se han realizado varios partidos internacionales en el Citi Field y la respuesta del público ha sido arriba de los 30,000 aficionados.