Trágica muerte de joven hispano tras huracán Sandy

Una familia está destrozada por ecuatoriano que pereció cuando realizaba reparaciones
Trágica muerte de joven hispano tras huracán Sandy
Lidia Gualán observa el cadáver de su novio Luis Antonio Guamán, en la Funeraria Edward Lynch de Queens. 'Cumplimos mi amor amarnos hasta la muerte', le decía.
Foto: HUMBERTO ARELLANO / EDLP

Nueva York – Luis Antonio”Thomasito” Guamán vino hace cinco años a Nueva York con el sueño de crear y consolidar su compañía de danza folklórica andina. Pero, el domingo pasado la esperanza del ecuatoriano se vio truncada cuando se cayó del techo de un local en South Street Seaport, que había sido dañado por el huracán Sandy.

Nativo de Azoguez, el bailarín de 24 años falleció por consecuencia de una fractura de cuello y hemorragia interna sufridas al caer de una altura de 40 pies. Su nombre engrosa la lista de trabajadores de la construcción hispanos, y en su mayoría ecuatorianos, que han muerto en accidentes de trabajo en la ciudad.

Ayer, en la funeraria Edward Lynch de Queens, su cuerpo inerte vestía la camiseta de su equipo de fútbol favorito, Emelec. Su ataúd estaba parcialmente cubierto por la bandera azul y blanca que él mismo diseñó para su agrupación de danza Ecuador Sumag Llacta, su verdadera pasión.

Muy cerca, su tía Lourdes Asitimbay contó que “Thomasito” era el único varón de una familia de tres hijos, cuyo padre falleció cuando él era pequeño. Su madre, Marta, y sus dos hermanas Mayra y Alicia sólo recibirán su féretro hasta el martes en su natal Ecuador.

Su novia, la ecuatoriana Lidia Gualán, no salía del asombro de saber que yo no tendrá a su lado a su compañero que la llamaba siempre para agradecerle el café o la comida que le había preparado. De sus dos años viviendo juntos, no le queda un recuerdo amargo de él.

“El siempre me decía que sus jefes lo volvían loco porque siempre llevara el equipo de seguridad en el trabajo”, dijo Gualán cuando se le preguntaron detalles del suceso. “Cumplimos mi amor amarnos hasta la muerte. Dios decidió llevarte junto a él, pero vivirás en mi corazón toda la vida”, expresó Gualán ante los restos de su novio, con quien tenía planes de tener hijos y casarse en los próximos meses.

Poco se sabe sobre cómo ocurrió el hecho. Representantes de Donofrio General Contractors, compañía para la que Guamán laboraba, no respondieron a las solicitudes para comentar el hecho.

Walter Sinche, presidente de la organización Alianza Ecuatoriana Internacional que está asistiendo a la familia para repatriar los restos de Guamán, pedirá una investigación exhaustiva sobre el caso. “Muchos hispanos están haciendo trabajos de rehabilitación después de Sandy, pero no sabemos si tienen la protección adecuada”, dijo.

“Su sueño era que pase lo que pase debíamos seguir adelante”, dijo Henry Avilés, quien hace diez años fundó con Guamán el grupo de danza. Junto a sus compañeros, vestidos con trajes andinos tradicionales, despidieron a su amigo fallecido.