Famosos derrochan elegancia en Grammy

Famosos derrochan  elegancia en Grammy
Luurdes Stephen
Foto: Fotos Ap
Guia de Regalos

Las Vegas — La entrega de los Latin Grammy no sólo representó uno de los momentos más importantes para la música latina, sino también para la moda.

Con estilos que fueron desde lo más retro y elegante hasta lo más irreverente, la alfombra verde se convirtió en un escaparate en el que las celebridades demostraron que se llevan perfectamente con la delicadeza de los encajes, los dorados y el negro.

La presentadora Lourdes Stephen sobresalió con un traje negro sin tirantes y terminación amplia con con flequillos y plumas, que junto con el intenso tono rojo de su labial y un peinado retro la colocaron como una de las mejor vestidas de la noche.

Como Stephen, la cantante española Shaila Durcal prefirió lo clásico y optó por un vestido, también negro sin tirantes, con detalles florales en el pecho y drapeados al frente. Llevó un peinado sencillo, maquillaje neutral y pequeños pendientes de diamantes.

A diferencia de años en los que algunos artistas se aparecieron con vestimentas más informales en la gala, varios sorprendieron con una inusual elegancia.

Tal es el caso del par de hermanos mexicanos Jesse & Joy, quienes hicieron a un lado su ropa juvenil para lucir una imagen más formal con aires de los años 50, una de las grandes tendencias de la ceremonia ya sea por la indumentaria, el peinado o una mezcla de ambas.

Otra que lució como una diva a la antigua usanza de Hollywood fue la canadiense Nelly Furtado, con un largo traje rosa pálido con mangas de encaje y bordados de canutillo que acentuaron sus curvas, peinado con ondas y labial rosa.

La actriz y cantante mexicana Lucero, la presentadora de la noche, arribó con un traje cobrizo creado por el venezolano Nicolás Felizola. Cuando había transcurrido una hora del espectácul;o ya había hecho dos cambios de vestuario.

En esta noche las curvas latinas sobresalieron de manera elegante, pues las famosas prescindieron de escotes exagerados o espaldas y hombros descubiertos y demostraron que la sangre y sabor de sus curvas pueden convivir con la elegancia de siluetas con curvas pronunciadas y exhuberantemente bellas.