Camacho al Olimpo de los campeones

'Macho' tras sufrir un infarto lo desconectaron de respirador artificial

Guía de Regalos

Camacho al Olimpo de los campeones
Héctor Camacho (de frente) en una de sus grandes peleas en Las Vegas. En esta, frente a Julio César Chávez, el 12 de septiembre de 1992.
Foto: Ap

San Juan — En las primeras horas de ayer, el ex púgil puertorriqueño Héctor “Macho” Camacho sufrió un segundo paro cardíaco por lo cual fue desconectado del respirador que lo mantenía con vida.

El pasado martes, el tres veces campeón mundial (superpluma, ligero y junior welter) fue atacado por unos sujetos en Bayamón donde recibió un balazo que le atravesó el cuello y limitó seriamente el flujo de sangre y oxígeno a su cerebro, lo cual generó daño irreversible.

De inmediato fue trasladado al Centro Médico en esta capital donde fue conectado al sistema de respiración asistida, aunque horas después fue declarado con muerte cerebral.

El pasado viernes la madre del pugilista, María Matías, informó que tras una reunión familiar se decidió que su hijo sería desconectado, al considerar que “Mi hijo se fue hace tres días. Está a fuerza de máquinas. No está vivo”.

Sin embargo en la madrugada de ayer su corazón ya no pudo resistir un segundo paro cardíaco y se tomó la decisión, confirmó en conferencia de prensa el encargado del caso, doctor Ernesto Torres.

Así, poco después de las 3:00 a.m. se declaró el deceso en forma oficial del extravagante deportista que contaba con 50 años de edad.

“No se puede salvar absolutamente nada. Ya fue desconectado y sus familiares fueron avisados”, agregó Torres, director del Centro Médico de Río Piedras.

“Definitivamente no hay nada del cuerpo de Macho Camacho que pueda ser donado por el tiempo transcurrido”, agregó.

La muerte de Camacho sacudió al mundo del boxeo y en especial a su natal Puerto Rico, isla de enorme tradición por el deporte de las narices chatas y orejas de coliflor y donde el “Macho” está en el Olimpo de grandes campeones que incluyen a Sixto Escobar, Wilfredo Gómez, Wilfredo Benítez y Félix “Tito” Trinidad.

Las exequias fúnebres de Héctor Camacho, se llevarán a cabo en el centro de entrenamiento Nilmarie Santini, en Santurce,Puerto Rico, según confirmó el secretario del Departamento de Recreación y Deportes (DRD), Henry Newman.

Camacho será velado en la instalación desde este martes a las once de la mañana, y la familia solicitó que no se tomarán fotos en el interior de la cancha ni se permitirán la entrada de cámaras.

“Hemos discutido la organización y la logística para proporcionar un ambiente idóneo tanto para la familia como para el pueblo que quiera asistir a despedirse de Macho Camacho”, señaló Henry Neumann titular de la agencia, mediante comunicado de prensa.

Según los entendidos en materia de boxeo, entre ellos Héctor Roca, Camacho cumple con todos los requisitos para entrar al “Salón de los Inmortales’ del pugilismo.

“Con Macho no había que trabajar mucho porque hacía bien su trabajo en el gimnasio y estaba siempre en óptima condición para subirse al cuadrilátero a dar todo en cada pelea”, dijo el entrenador con más de 50 años de experiencia.

Mientras que José Sulaimán presidente del CMB, lo catalogó: “Como uno de los más grandes boxeadores que ha producido Puerto Rico y uno que impuso un estilo, único, genuino, inigualable en el ring”.

“El CMB está muy triste y estamos muy sentidos pero al mismo tiempo satisfechos porque ya se acabó el sufrimiento para Héctor porque esa vida artificial no hacía más que lastimarlo”, apuntó.

Sulaimán dijo que el CMB le rendirá un homenaje póstumo durante la quincuagésima convención del organismo que se celebrará en diciembre en Cancún.

“Camacho fue un muchacho increíble, tenía reacciones de un artista, un creador, sino hubiera sido boxeador hubiera sido un gran escritor, dramaturgo o director de cine, porque tenía reacciones que le encantaban al público”, explicó.

El dirigente comentó que el puertorriqueño “era una persona muy inquieta, que no estaba tranquilo sin hacer nada”, pero que desafortunadamente tuvo malas amistades.

Sulaimán recordó que “Camacho nunca sufrió una caída, tenía una quijada de acero, una velocidad increíble y una manera de tirar los golpes como lo dictan los cánones, tenía una gran estilo”.

“El Macho dejó una nota de oro en la historia del pugilismo gracias a su clase, su estilo y su carisma arriba abajo del ring”, sentenció el presidente del CMB, José Sulaimán, tras recordar al fallecido pugilista.

Servicios noticiosos