El Dynamo le da vuelta a la página

Los naranja encaran el amargo trago de ser subcampeones de la MLS por segundo año consecutivo, cayendo ante el mismo rival

El Dynamo le da vuelta a la página
El entrenador del Dynamo de Houston, Dominic Kinnear.
Foto: Gustavo Rangel / Rumbo

Habían pasado tres días de la derrota que sufrió el Dynamo de Houston ante el Galaxy de Los Ángeles en la final de la Copa MLS y el entrenador de los naranja, Dominic Kinnear, no había visto la repetición del partido y quizás nunca se tome el tiempo de volver a verlo.

“No estamos satisfechos con el subcampeonato y claro que todavía cala la derrota pero ya nada se puede hacer para cambiarlo”, dijo Kinnear en la última conferencia de prensa del equipo antes de irse de vacaciones.

El timonel naranja ya no quiso hablar del enorme impacto que tuvo la lesión del delantero Calen Carr al inicio del segundo tiempo, ni de por qué su equipo no fue capaz de contrarrestar a un Galaxy que en el segundo tiempo salió a matar.

Tampoco quiso entrar en detalle sobre la actuación del mediocampista Oscar Boniek García que desapareció en la segunda etapa de la final.

Era momento de darle la vuelta a la página y pensar en el futuro del equipo naranja.

El sabor amargo de esta segunda final perdida de forma consecutiva ante el mismo rival ha dejado a Kinnear y a su equipo con la espina más clavada que nunca.

“Afortunadamente vamos a tener continuidad en el plantel porque los once titulares habituales del equipo se encuentran bajo contrato y regresarán para la próxima temporada”, agregó el estratega.

“Esa continuidad va a ser nuestro punto de arranque para una temporada que viene llena de retos, que incluye los cuartos de final de la Concachampions contra el Santos de México y volver a pelear por el campeonato de la MLS”, explicó Kinnear.

A pesar de que el campeonato los evadió por segunda vez consecutiva, el presidente del equipo Chris Canetti asegura que el Dynamo tuvo una de las más importantes temporadas en la historia de la MLS.

“Esta temporada tuvimos la apertura de nuestro complejo deportivo (Houston Amateur Soccer Complex) y de nuestro estadio (BBVA Compass Stadium), el equipo terminó invicto como local y se llegó a la final pero también se logró generar más patrocinadores, se vendieron más paquetes de boletos de temporada y quedó más evidente que nunca que se ha logrado una identidad con la afición y esta ciudad”, dijo Canetti.

Por el momento no se espera la contratación de refuerzos costosos pero Kinnear dejó la puerta abierta en caso de que aparezca un jugador en el mediocampo o la delantera que pueda ayudarlos.

“En la portería tenemos en mi opinión al mejor dúo de la liga (Tally Hall, titular, y Tyler Deric, suplente), en defensa estamos bien, en el medio campo tenemos jugadores capaces y si Calen [Carr] se recupera tenemos una buena delantera. Pero siempre se necesita ayuda en media cancha y delantera así que estaremos con los ojos abiertos para ver si detectamos a alguien que nos pueda ayudar inmediatamente”, comentó Kinnear.

Por lo pronto Kinnear estará viajando al campeonato nacional colegial (Final Four) para observar jugadores en los cuatro mejores equipos de la nación. Uno de los retos enormes que tiene el Dynamo en este receso es que su ventana para contratar jugadores es corta por haber llegado a la final, aunque en esta ocasión quizás esto no tenga un mayor efecto porque la mayoría de los que perdieron la final regresarán para tener su revancha, incluyendo el emblemático veterano Brian Ching.

“Brian me dio toda la sensación de que está dispuesto a regresar para jugar otra temporada y yo no pienso que él va a acabar su carrera en otro equipo que no sea el Dynamo”, concluyó Kinnear.