Protestas contra los ‘fast food’

Empleados hacen reclamos a cadenas de comidas rápidas ante 'abismo fiscal'
Protestas contra los ‘fast food’
Los reclamos a varias cadenas de restaurantes por parte de los empleados no se han hecho esperar y ayer salieron a las calles de Times Square y Penn Station.
Foto: cortesia

Nueva York/EDLP — Durante los siete años que ha trabajado en un negocio de lavado de autos, Juan Carlos Rivera nunca ha ganado el sueldo mínino. Por tal motivo salió ayer a protestar por un salario digno.

Rivera, de origen salvadoreño, junto a empleados de restaurantes de comida rápida, de aeropuertos y de tiendas al detalle marcharon por Manhattan para exigir salarios más altos y un acuerdo justo para hacer frente al ‘Abismo Fiscal’.

“Los beneficios que he tenido en el trabajo son perder mis uñas. No tengo ni un beneficio”, dijo Rivera antes de unirse a la manifestación.

A la espera de una huelga de empleados de restaurantes de comida rápida, trabajadores de bajos salarios se unieron para llevar su campaña a tiendas del distrito comercial de la Gran Manzana durante la temporada de compras navideñas.

“Cuando he pedido un aumento, siempre me decían que tenía un aumento, pero irme para mi casa. Hace tres meses, mi patrón me aumentó a $6 la hora, para que no me uniera al sindicato. Logramos organizarnos, aunque todavía no tenemos un contrato”, comentó Rivera, padre de dos niños.

Cientos de manifestantes protestaron frente a comercios, que supuestamente pagan bajos salarios a sus empleados, Y están ubicados en Times Square y los alrededores de la terminal Penn Station.

Entre tanto, Camille Rivera, directora ejecutiva de la organización de UnitedNY, manifestó que este movimiento surgió porque los trabajadores están cansados de laborar largas horas por poco dinero, sin beneficios, y sin que les tengan respeto.

“Este movimiento continuará mientras a las corporaciones como McDonalds se les permita pagar millones a sus principales ejecutivos, mientras que los trabajadores deben vivir con un salario mínimo o mientras los propietarios de negocios de lavado de autos puedan robar los salarios de los trabajadores, y siempre y cuando las corporaciones como Wal-Mart puede negarle a sus empleados la posibilidad de luchar colectivamente por sus derechos”, manifestó la activista Rivera.