Protestan posible cierre de escuela

Unos 300 estudiantes podrían quedar en el limbo al final del año escolar

Protestan posible cierre de escuela
Manifestantes descontentos contra el posible cierre de la escuela St. Jerome de El Bronx. El centro escolar fue fundado en la comunidad hace más de un siglo.
Foto: ELDPJosé Acosta

Nueva York — Decenas de padres, estudiantes y líderes comunitarios realizaron una manifestación frente a la escuela católica St. Jerome, en el sur de El Bronx, para pedirle a la Arquidiócesis de Nueva York que reconsidere su plan de cerrar dicho centro educativo, el cual tiene más de 140 años sirviendo al barrio de Mott Haven.

Los padres y administradores de la St. Jerome fueron notificados por la Arquidiócesis la semana pasada de que el centro educativo podría ser cerrado al final de este año escolar que concluye en junio de 2013, si no se presenta en un mes un plan de acción para recaudar más de $1 millón.

“La escuela San Jerónimo está ubicada en el sur de El Bronx, que es una de las comunidades más pobres de este condado, y 30 días para presentar un plan de acción para recaudar ese monto es muy poco tiempo”, dijo Danilo Cruz, miembro del Comité de Padres, quien tiene tres hijos de tres, ocho y siete años en la escuela.

“Nosotros le estamos pidiendo al cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, que nos dé más tiempo para preparar el plan y contactar a los egresados de la escuela a fin de pedir su colaboración para salvar el recinto”, agregó.

La escuela católica St. Jerome está situada en el 230 de la avenida Alexander, y de cerrar la opción más cercana que tienen los padres es la escuela pública P.S. 49, que queda a una cuadra.”Esta escuela está sobrepoblada, con hasta 35 niños por clase, mientras que en la San Jerónimo sólo hay unos 18 niños por clase, lo que facilita la enseñanza escolar”, dijo Cruz.

El senador estatal del área, José M. Serrano, se hizo eco de la preocupación de los padres y envió una petición por escrito al superintendente escolar de la Arquidiócesis, Timothy McNiff, esta semana, en la cual explica, entre otras cosas, que solicitarle a la escuela desarrollar un plan para recaudar $1 millón en un plazo tan corto como un mes, “es una tarea extremadamente difícil incluso para un escuela situada en un área más rica”.

“La escuela ha proporcionado una educación de calidad para los jóvenes desde hace más de un siglo, muchos de los cuales han recibido becas porque de lo contrario no habrían podido ingresar”, sostuvo Serrano.

Una de las beneficiarias de estas becas es Diana Hernández, quien tiene un hijo de seis años en tercer grado.

“Los directivos de esta escuela ayudan mucho a las personas pobres de la comunidad, ya que uno paga la matrícula de acuerdo a los ingresos, y le dan becas según haya disponibilidad”, dijo Hernández.

Fran Davies, portavóz de la Arquidiócesis de Nueva York, dijo que la escuela St. Jerome está entre las 26 de 159 escuelas elementales que están en riesgo de cierre en 2013, lo cual fue determinado por la Junta Escolar del Noroeste y el Sur de El Bronx, “en base a la evaluación de las necesidades individuales de cada escuela y la disponibilidad de recursos en la región”.

En el comunicado enviado a los padres por parte del superintendente escolar de la arquidiócesis McNiff explica que estas medidas son “consistentes en mejorar la solidez económica de la Arquidiócesis de Nueva York, y contribuirá a garantizar que todas nuestras escuelas puedan mantener su estabilidad financiera y, lo que es más importante aún, puedan dar acceso a todos los alumnos”.

Diana Hernández aseguró que su lucha continuará. “Nosotros, como comunidad, vamos hacer todo lo posible porque esta escuela permanezca abierta”, dijo Hernández. “Hoy es la St. Jerome, pero mañana puede ser la St. Luke u otra escuela católica de la comunidad”, agregó.