Niña con leucemia se ve bien

PHOENIX/AP — La familia de una paciente de 11 años con leucemia, cuya madre la sacó inesperadamente de un hospital de Phoenix el mes pasado, tiene un historial de retirarla de clínicas contra el consejo de los médicos, informó la policía, al tiempo que los padres aseguraron que la menor es tratada en México.

La niña, Emily Bracamontes, había recibido quimioterapia durante casi un mes en el Hospital Infantil de Phoenix hasta que su madre la retiró el 28 de noviembre cuando todavía era tratada. Los médicos le amputaron el brazo derecho debido a una infección y le colocaron un catéter en el pecho para suministrarle medicamentos.

La madre retiró una sonda intravenosa del aparato del catéter y sacó a la niña del hospital, lo cual preocupó a los médicos de que pudiera sucumbir a una infección mortal, dijo el sargento de policía Steve Martos.

Una sonriente Emily, con un brillo en su mirada, dijo que se sentía bien porque los médicos realmente la quieren mucho.