Policías y caballos: un dúo inseparable

Policías y caballos: un dúo inseparable
Una de las monturas que se muestran en la exhibición.
Foto: cortesia

Nueva York – Ellos son los guardianes más amados de Nueva York. Si no lo cree, basta ver cómo a su paso la gente – y especialmente los chicos – admiran, acarician y buscan fotografiarse con los caballos de la Unidad Montada de la Policía de Nueva York.

Esos hermosos cuadrúpedos y los oficiales a su cargo son el centro de la nueva exhibición del Children’s Museum of Manhattan, que inaugura hoy en su sede de la calle 83 oeste. “10-Foot Cops: The NYPD’s Mounted Unit” cuenta la evolución de este cuerpo policial desde el siglo 19, explicó el director de exhibiciones del museo (CMOM), Thomas Quaranta. Su nombre, que traducido significa “policías de 10 pies”, se inspira en la suma de la altura de la bestia y su jinete.

En esta fascinante idea, a beneficio del NYC Police Museum que permanece cerrado tras sufrir los embates del huracán Sandy, los pequeños no sólo conocerán la historia de los llamados embajadores de NYPD, una fuerza fundada en los tiempos de los carruajes en Nueva York.

“Muchos de nuestros niños no saben que en Nueva York la gente se movía a caballo”, dijo Andrew Ackerman, director ejecutivo de esta institución conocida por sus exposiciones interactivas que facilitan el aprendizaje de la historia y la ciencia de una manera muy divertida.

“La Policía Montada es ahora un cuerpo muy diverso, a diferencia del grupo de hombres blancos que era en sus inicios”, destaca Quaranta, “pero lo que nunca ha cambiado es esa sociedad entre hombre y bestia” que los hace inseparables.

Lo mejor para los chiquitos es que podrán jugar y hasta montar un mini-potro mecánico, armado con una silla y todos los implementos reales de una montura, los cuales fueron donados por los establos Twin Lakes Farms de Bronxville.

NYC Police Museum prestó su colección de uniformes, fotografías, pinturas y objetos históricos de la policía montada, los cuales se mostrarán junto con dos videos sobre el intenso entrenamiento de los caballos. También habrá charlas y presentaciones especiales los fines de semana.

Pero, además, los expertos de CMOM crearon toda una serie de entretenimientos para los más chicos, quienes – como mostró Quarante -podrán “vigilar” la ciudad con su propio corcel de juguete, crear con sus manos cabezas de caballo y hasta llevar a su casa herraduras “de la suerte”.