Seguro Social usará a bancos

Este 1 de marzo se pagarán beneficios a través de cuentas y tarjetas de débito
Seguro Social usará a bancos
Para ahorrar dinero el Seguro Social dejará de mandar los cheques de beneficio por correo a partir del 1 de marzo.
Foto: La Opinión - Archivo

La época en que llegaban los pagos del Seguro Social por el correo postal está a punto de terminar. A partir del próximo viernes 1 de marzo, la Administración del Seguro Social hará todos los pagos de beneficios a través de transferencias bancarias.

Unas cinco millones de personas que aún reciben su pago de incapacidad tienen hasta el viernes para abrir una cuenta bancaria o escoger una tarjeta de debito.

Este cambio de cheques de papel a pagos electrónicos tiene como objetivo ahorrar más de 100 millones de dólares anualmente que es el costo de imprimir y enviar los cheques por correo. En promedio, imprimir y un cheque y hacerlo llegar al beneficiario tiene un costo de un dólar cada vez que se emite uno, en cambio, la transferencia bancaria cuesta sólo 10 centavos.

Otra ventaja es que la persona recibe el dinero directamente en su cuenta de banco y no tiene necesidad de cambiar el cheque, agrega el comunicado oficial.

Sin embargo, las personas que para la fecha límite aún no hayan cumplido con la ley, la Administración del Seguro Social planea seguir emitiendo los cheques de papel.

El 94% de los estadounidenses que reciben pagos del Seguro Social -60 millones de personas- ya reciben sus beneficios a través de transferencias electrónicas.

Anaí Ibarra, de la asociación sin fines de lucro AARP, dijo que hay excepciones a ley. Por ejemplo personas con más de 90 años, quienes tienen algún impedimento mental o quienes viven en zonas rurales, están exentos de la ley.

“Las personas que no han podido cambiar a depósito directo continuarán recibiendo el cheque por correo, pero siempre van a estar recibiendo cartas del gobierno exhortándolos a que se cambien”, dijo Ibarra.

Alfredo García, de 67 años de edad y miembro de AARP, dijo que cuando trabajó en un banco se dio cuenta que hay muchas personas que no tienen confianza en el sistema bancario y que optan por utilizar las mismas prácticas de siempre.

“En mi familia todos utilizamos depósito directo, mi esposa, mis hermanas mayores y mi suegra. Es muy fácil… yo le diría a quienes aún tienen dudas que vayan al banco, ahí mismo le ayudarán con todos los trámites. No tendrán que hacer nada más. Su dinero va estar muy seguro”, dijo García.

Este nuevo mandato también aplica para los veteranos, los jubilados del servicio federal y servicios de ferrocarril.

Las personas que aún no recibe beneficios de Seguro Social o Seguridad de Ingreso Suplementario pero piensa solicitarlo deben decirle al agente del Seguro Social cuando solicite los beneficios que desea inscribirse para depósito directo. Quienes ya tienen una cuenta bancaria deben asegurarse de tener la chequera o una copia del estado bancario cuando hagan los trámites.