Aumento en manos del Senado

NUEVA YORK — Después que la Asamblea Estatal aprobase el martes por amplia mayoría el proyecto de ley para subir el salario mínimo en Nueva York, ahora le toca el turno al Senado Estatal, donde la medida cuenta con el apoyo de varios líderes hispanos en esa cámara.

El debate en el Senado se presenta duro, ya que Dean Skelos, Líder de la Mayoría Republicana en la cámara, manifestó su oposición al proyecto nada más ser aprobado por la Asamblea.

Aún así, el Senador Estatal Adriano Espaillat considera que la medida tiene posibilidades de ser aprobada.

“Confío en que la mayoría de los senadores se den cuenta de que Nueva York necesita urgentemente que se suba el salario mínimo”, dijo ayer Espaillat a El Diario-La Prensa. “El sí mayoritario de la Asamblea tiene que pesar y aumentar las posibilidades de que se apruebe el proyecto de ley”.

La medida equipararía el salario mínimo en el estado a los $9 a la hora que ya propuso Obama a nivel federal en su discruso sobre el Estado de la Unión.

Espaillat aplaude la iniciativa del presidente, pero en su opinión en Nueva York el salario mínimo se debería situar al menos en $9.50 a la hora, ya que “nuestro estado es una de las regiones más caras del país para vivir”.

Los senadores estatales José Peralta y Gustavo Rivera también han manifestado su apoyo al proyecto.

“$7.25 dólares – el salario mínimo en Nueva York en estos momentos –es lo mínimo que permite la ley federal”, declaró Rivera. “Nueva York no puede estar a la cola de la escala salarial, sino liderando la manera de crear buenos empleos que permitan vivir bien a las familias”.

El argumento que defiende la mayoría republicana es que subir el salario mínimo ralentizaría el crecimiento de la economía y forzaría a los negocios a despedir empleados.

“La pregunta es: ¿irá la medida en contra de la creación de empleo?”, dijo Skelos. “Esa es nuestra preocupación”.

Uno de los aspectos que está generando más discusión del proyecto de ley aprobado por la Asamblea es que, además de subir el salario mínimo a $9, incluye una cláusula que contempla incrementarlo automáticamente cada año de acuerdo al índice de inflación.

El gobernador Andrew Cuomo también se opone de momento a esta cláusula y su propuesta es subirlo a $8.75 a la hora, eliminando la posibilidad de que se incremente de manera automática en años posteriores.

La medida de subir el salario mínimo podría adjuntarse directamente al presupuesto estatal en el debate sobre el mismo que tendrá lugar a finales de este mes, o bien será votado como proyecto de ley independiente en el Senado Estatal, según Espaillat.