Padre de “terroristas” de Boston alega que los culpan por musulmanes

Mientras tanto, su hijo menor parece haber sido tragado por la tierra ya que las autoridades no logran dar con su paradero

El operativo de captura de los hermanos Tsarnaev se extiende desde anoche.
El operativo de captura de los hermanos Tsarnaev se extiende desde anoche.
Foto: AP / Matt Rourke

MIDDLETOWN, Connecticut, EE.UU. — La policía halló la camioneta Honda gris en la que supuestamente viajaba el sospechoso 2 de las bombas en el maratón de Boston, pero no dio con Dzhokhar Tsarnaev, de 19 años y quien sigue prófugo.

En un comunicado emitido hace unos minutos, la policía dijo que la camioneta CRV gris, marca Honda, con placas de Massachusetts, fue hallada, pero no entraron en detalles. Se conoce que las autoridades buscaban detener a otra persona de interés en el caso, pero no han revelado su información. Tampoco han cancelado el toque de queda que prácticamente se ha extendido a través de Boston.

Así las cosas, el menor de los hermanos Tsarnaev, supuestos responsables por los bombazos que causaron tres muertes y 176 heridos en el maratón de Boston, mantiene a las autoridades de lado a lado, en Watertown. El mayor, Tamerlan Tsarnaev, de 26 años, falleció esta madrugada en intercambio con las autoridades.

Y mientras en los Estados Unidos, el mundo testifica a través de la televisión el operativo de búsqueda del sospechoso, la agencia rusa Interfax publicó una entrevista con Anzor Tsarnaev, padre de los hermanos Tsarnáev.

“Me enteré de lo ocurrido por televisión. Mi opinión es que los servicios secretos se la han jugado a mis hijos porque son creyentes musulmanes”, dijo el progenitor en conversación telefónica con Interfax, reproducida por la Agencia EFE.

El padre se preguntó: “¿Por qué mataron a Tamerlan (el mayor de los hermanos Tsarnaev)? Tenían que haberlo apresado vivo”.

“El pequeño se ha escapado. Estudiaba en el segundo curso en la facultad de Medicina en EEUU. Le esperábamos para las vacaciones. Ahora, no sé lo que pasará. Insisto: los servicios secretos les han tendido una trampa a mis hijos“, comentó.