Obama discutirá de economía y seguridad en visita a México

El presidente de EE.UU. y Enrique Peña Nieto se reunirán mañana en la capital mexicana

Obama discutirá de economía y seguridad en visita a México
El presidente Obama afirmó ayer que no juzgará a México por su estrategia de seguridad.
Foto: EFE

México – El presidente de México, Enrique Peña Nieto, intentará sentar las bases de un diálogo más amplio con Washington, que vaya más allá de seguridad y migración, durante la visita al país de Barack Obama.

El encuentro que sostendrán mañana en la capital mexicana se produce en los albores de la Administración de Peña Nieto, que comenzó el 1 de diciembre pasado, y del segundo mandato de Obama, que esta semana cumplió sus primeros cien días.

Con el retorno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia después de dos sexenios en manos del conservador Acción Nacional (PAN), México quiere “desnarcotizar” la agenda bilateral.

“La seguridad es parte del diálogo cotidiano que se da con los Estados Unidos, pero no puede ser el único tema del que hablemos”, sostiene el canciller mexicano, José Antonio Meade.

Peña Nieto intentará “construir otro discurso”, pero “es más un juego de percepción que una realidad de la agenda” entre ambos países, ya que la seguridad es el “problema más severo en la relación bilateral”, dijo a Efe la experta en temas internacionales Pía Taracena Gout.

Aunque admitió que “es un buen intento tratar de hablar” de otros asuntos, la seguridad será un “tema imprescindible”, como ya lo demostraron las visitas previas a Washington del canciller Meade y del secretario de Interior, Miguel Ángel Osorio.

Peña Nieto explicará en que difiere su estrategia de seguridad a la de Calderón

El mandatario mexicano tendrá que explicar “mejor” su estrategia de seguridad a Obama, en qué consiste la novedad frente la política impulsada por su antecesor, Felipe Calderón, y probablemente aproveche la oportunidad para enviar un mensaje interno a la nación, apuntó.

“Eso sería interesante”, comentó la catedrática de la Universidad Iberoamericana, quien no obstante apuntó que hay pocas posibilidades de que se dé un “gran cambio” a la estrategia de Calderón, que utilizó a los militares en la lucha contra los grupos criminales, aunque sí puede haber un replanteamiento de la Iniciativa Mérida.

México recibió $750 millones de la Iniciativa Mérida

México ha recibido equipo por valor de $750 millones como parte de la Iniciativa Mérida, un plan de seguridad lanzado por EE.UU. en 2008 con el objetivo de ayudar a este país y a Centroamérica en el combate al narcotráfico.

El Ejecutivo mexicano acaba de anunciar que la Secretaría de Gobernación centralizará los contactos con todas las agencias policiales estadounidenses que operan en el país, pero Taracena descartó que ello implique limitar las acciones de los agentes en México dado que ha sido una “herramienta muy útil para EE.UU.”

De cara a la visita, la senadora del PAN Gabriela Cuevas destacó la importancia de que México insista en que no se criminalice la migración y se encuentren “soluciones regionales” al tráfico de drogas y de armas.

Activistas de ambos países han pedido a Obama que tome medidas para frenar el flujo de armas a México y presione al Gobierno de Peña Nieto para que respete los derechos humanos en el marco de su estrategia de seguridad.

El Gobierno mexicano quiere hablar de economía con Obama

Aunque esos sean los temas de mayor preocupación, el Gobierno mexicano quiere poner el acento en el terreno económico y llevar a otro nivel los lazos bilaterales para convertir a Norteamérica en una zona más dinámica, próspera y competitiva, al igual que la Casa Blanca.

“Algunas veces nos olvidamos de que tenemos a este inmenso socio comercial”, dijo esta semana Obama, aunque admitió que el tema de la seguridad estará presente en el diálogo.

Según Taracena, en el encuentro que se llevará a cabo este jueves en el Palacio Nacional, en el corazón de la capital mexicana, los dirigentes analizarán cómo aprovechar mejor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que firmaron con Canadá en 1994.

En ese sentido, el desafío está más del lado de México, que debe buscar la forma de que el mexicano promedio sienta los beneficios de ese pacto comercial y no solo un puñado de empresas exportadoras, dijo la experta, quien consideró que la relación económica bilateral tiene que ir más allá del TLCAN.

Según Meade, con un intercambio comercial de más de un millón de dólares por minuto y más de un millón de cruces diarios en la frontera, el diálogo con EE.UU. debe incluir temas como logística, infraestructura, inversión, competitividad, y el impulso a la cooperación en educación, innovación y salud, entre otras áreas.