Cuba dispuesta a negociar con EEUU sobre presos

La Habana discutiría el caso del estadounidense Alan Gross, pero también el de los cuatro cubanos detenidos en EEUU

Brasilia — El canciller cubano Bruno Rodríguez dijo este lunes que su país ofreció a Estados Unidos iniciar conversaciones para buscar una solución al caso del norteamericano Alan Gross, preso en la isla bajo acusaciones de difundir tecnología militar entre opositores al gobierno.

Rodríguez dijo a los periodistas durante una visita a Brasil que la discusión involucraría también a cubanos que cumplen sentencias en Estados Unidos, como el caso de cuatro detenidos desde 1998 bajo cargos de espionaje, aunque Cuba los califica como luchadores antiterroristas.

“El gobierno cubano ha ofrecido al gobierno norteamericano toda su disposición a iniciar conversaciones serias, respetuosas, para tratar de hallar una solución al caso del señor Alan Gross, tomando en cuenta preocupaciones humanitarias de nuestro país en el caso de ciudadanos cubanos que cumplen sanciones en Estados Unidos”, declaró Rodríguez en una breve conferencia de prensa junto a su colega brasileño Antonio Patriota.

Gross fue sentenciado a 15 años de prisión después de ser capturado al intentar llevarle equipo de comunicación a la pequeña comunidad judía de Cuba como parte de un programa de promoción de democracia financiado por Estados Unidos.

“El señor Alan Gross cumple desde hace poco tiempo una sanción de privación de libertad, no ha extinguido su período de sanción. Fue sancionado por violación de las leyes cubanas como agente de una potencia extranjera que trató de crear redes con uso de tecnología militar para evadir señales de satélite y alterar el orden constitucional de nuestro país. Es una figura tipificada en la ley norteamericana como delito”, aseguró Rodríguez.

Washington ha alegado que Gross está preso injustamente, por lo que se ha negado a negociar con Cuba un canje por otros presos, incluidos los cuatro cubanos detenidos en 1998 bajo cargos de espionaje.

Rodríguez indicó que su país pretende una negociación con Estados Unidos que incluya a los cuatro presos, exaltados en Cuba como héroes antiterroristas.

Un quinto integrante del grupo, René González, recibió un permiso para ir a La Habana y según Rodríguez, obtuvo autorización de una jueza estadounidense para permanecer en Cuba cumpliendo un período de libertad condicional posterior a los 13 años de cárcel que purgó en Estados Unidos.