¿Las tablets están en sus últimos días?

Altos ejecutivos en empresas de tecnología han puesto sobre la mesa la decisión final sobre la experiencia frente a un tablet, y su futuro podría llegar al fin.
¿Las tablets están en sus últimos días?
La plataforma Tablet no ha sido lo esperado en ventas durante los últimos años.
Foto: AP

Cuando el río suena, es porque agua lleva. Frase perfecta que describe la atmósfera de extrañeza y clara filosofía entre altos ejecutivos de la tecnología: Es mejor decir adiós a las tablets.

O al menos eso podría interpretarse de dos de las declaraciones vertidas personas que, por su trayectoria en el gremio tecnológico, podrían poner a pensar más fondo sobre el futuro negocio de las plataformas tecnológicas.

La primera de ellas, Thorsten Heins, el CEO ejecutivo de Blackberry, que expresó claramente que las tabletas terminarán su vida en 5 años. Claro que el habla después de la ausencia de éxito dentro de su producto “Playbook” que entró por las marquesinas y salió por la puerta trasera, al no vender siquiera el mínimo esperado. Pero le vale haber dominado el mercado de las comunicaciones y ser la preferida de los oficinistas… hasta que su servidor cayó en varias ocasiones dejando a millones de usuarios en el mundo sin servicio, que culminó con la migración masiva a otras marcas y preferencias.

La segunda declaración la hecho el mismo Bill Gates, aquél que ha sido satirizado hasta el cansancio en cientos de videos, memes y publicidades por su titánica labor con Windows, con todos sus triunfos y fracasos a sus espaldas. Pero su punto tiene mucha razón: En las tablets no se tiene un teclado. Luego entonces, la capacidad de crear queda sólo a una parte de la pantalla en la que hay que atinar a teclear bien, sin equivocarse, en un teclado plano, sin ergonomía alguna y que genera cansancio inmediato.

No sólo eso: muchas marcas de tablets han escuchado las quejas de los usuarios. Las más adaptadas al cambio han hecho ajustes rápidamente para vender un teclado que se acopla a su sistema, para entonces, quedar como una…. ¿laptop?

Si a esto le sumamos el resurgimiento del “patito feo” de la industria llamada Netbook, hoy convertida en una poderosa Ultrabook o Chromebook o Mac book Air, (según sea el caso) que permite navegar, crear, utilizar un teclado y su ligereza les permite llevarse a todos lados, pues quizá el formato pueda estar en apuros por conseguir un mercado que busque sólo el entretenimiento, una terminal de consumo, o como lo pueden ver los usuarios, una fuente inagotable de extracción de dinero a través de apps y membresías de las cuales no salen más beneficios que tener una tableta designada para gastarse.

Todavía el mes pasado, el mercado de las tablets anunciaba que la venta del iPad caía frente a otras tablets. Pero también las computadoras personales (PC), pues los indicadores como el International Data Corporation ha dicho que se estima una caída del 7.6% de las ventas en este rubro respecto al año anterior. Incluso, Steve Ballmer, CEO de Microsoft declaró en octubre del año pasado que su nueva apuesta, la tablet Surface, no ha sido el boom que esperaban en ventas. Si esto es real ¿hacía que plataforma tecnológica se estará moviendo el usuario en los próximos años?