Grupo afín a Siria es señalado por ataques en Turquía

Funcionarios del gobierno turco temen que la guerra civil de Siria se contagie y expanda en la frontera común tras los ataques de este sábado.
Grupo afín a Siria es señalado por ataques en Turquía
Al menos 43 personas perdieron la vida en el ataque.
Foto: AP

REYHANLI— En uno de los ataques más cruentos en años recientes en Turquía, dos vehículos cargados de explosivos estallaron el sábado cerca de la frontera con Siria, matando a 43 personas e hiriendo a otras 140.

Funcionarios turcos culparon del ataque a un grupo vinculado con Siria, y el viceprimer ministro turco dijo que la inteligencia y las fuerzas armadas del país vecino eran los “sospechosos habituales”.

Las explosiones, que ocurrieron con 15 minutos de diferencia, sacudieron la principal calle de Reyhanli y despertaron temores de que la brutal violencia de la guerra civil siria se desborde al territorio turco.

Turquía comparte más de 800 kilómetros (500 millas) de frontera con Siria, ha recibido a políticos opositores y comandantes rebeldes sirios y ha albergado a cientos de miles de refugiados. Adicionalmente, respondió en el pasado ante proyectiles sirios que cayeron en su territorio.

El viceprimer ministro Besir Atalay dijo que los atacantes eran turcos, pero vinculados con la inteligencia siria.

“En gran medida completamos el trabajo de identificar a los agresores”, dijo a los periodistas. “Hemos establecido que la organización y los agresores tienen vínculos con la agencia Mukhabarat (la inteligencia turca) a favor del régimen”.

No dio el nombre del grupo, pero dijo que el objetivo del ataque era enfrentar a los turcos con los refugiados sirios en Reyhanli.

Más temprano, otro viceprimer ministro, Bulent Arinc, dijo: “pensamos que su servicio de inteligencia y sus organizaciones armadas son los sospechosos habituales en la planificación y ejecución de planes tan diabólicos”.

Arinc dijo que todavía se estaban investigando los ataques, pero que si se comprueba que Siria está detrás, Turquía haría “lo que sea necesario”, sin especificar si eso incluye una operación militar.

Uno de los coches-bomba estalló en las afueras del ayuntamiento y el otro junto a la oficina de correos.

Reyhanli es un importante centro para refugiados sirios y actividad de los rebeldes en la provincia de Hatay, apenas al otro lado de la provincia fronteriza siria de Idlib

El canal privado NTV, citando fuentes de seguridad sin identificar, dijo que las detonaciones se hicieron a control remoto y que se trató de explosivo plástico.

Las imágenes mostraban gente que cargaba frenéticamente a los heridos por las calles llenas de escombros mientras brotaba humo negro de un edificio alto.

Las explosiones se producen a días de que el primer ministro Recep Tayyip Erdogan viaje a Estados Unidos para conversaciones que, según se anticipa, se concentrarán en la situación en Siria. También ocurren luego de que Erdogan afirmó que el régimen sirio ha disparado unos 200 misiles con armas químicas.

Proyectiles de morteros lanzados desde Siria han caído en territorio turco previamente, pero si las explosiones resultan estar vinculadas con Damasco, se trataría del mayor saldo de muertes para Turquía a causa de la guerra civil en el vecino país.

Atalay dijo que 43 personas murieron y otras 140 resultaron heridas en las explosiones. No hubo información inmediata sobre las identidades o nacionalidades de las víctimas.