Obama junto a la gente

Washington/EFE — El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró ayer que el suburbio de Moore (Oklahoma), arrasado por un devastador tornado, necesita recibir toda la ayuda que necesita “de inmediato” y que su país se la proporcionará “el tiempo que haga falta.”

“La gente de Moore debe saber que su país permanecerá con ellos el tiempo que haga falta”, dijo Obama en una declaración desde la Casa Blanca.

El mandatario se reunió ayer con la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y su asesora de seguridad Lisa Monaco “para subrayar que Oklahoma debe recibir toda la ayuda que necesita de inmediato”.

“Todos los afectados enfrentan un largo camino por delante, en muchos casos con una pena enorme, pero no están solos. Su país viajará con ustedes, agarrados a nuestra fe”, aseguró.

Obama conversó el lunes con la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin, y hoy hizo lo mismo con el alcalde de Moore, Glenn Lewis, “para dejar claro que Oklahoma tendrá todos los recursos que necesitan a su disposición.”