Ojo al viejo depravado

Con las huellas del hostigador Vito López, aún frescas en las partes íntimas de las mujeres a quien el asambleísta del distrito 53 manoseo, ya hay murmullos de quienes pretenden reemplazarle.

Desde el 1985 cuando fue electo, López ha abusado de su poder. El lunes, el viejo verde tuvo que dimitir en gran parte por los hallazgos del Joint Commission on Public Ethics y eso le ha dado ímpetu a los que hablaron de meterle mano, pero nunca lo hicieron.

El escaño que representaba López quedará vacante hasta que los electores del distrito, cuya mayoría son puertorriqueños primero elijan a un demócrata en las primarias del10 de septiembre y luego en la elección general el 5 de noviembre. Se rumora que la edil Diana Reyna, quien trabajó para López y de quien se decía se retiraba de la política al llegar al final de su término en el City Council, ahora está hablando de postularse. Entiéndase que ya el actual Chief of Staff de Reyna, Antonio Reynoso está aspirando a reemplazarla en el distrito 34. “Este distrito sigue siendo boricua y Diana va a tener que retirarse como había dicho,” me aseveró un líder que siempre se enfrentó a López.

Otros aseguran que sin el voto boricua a Reynoso se le va a ser difícil, y por lo tanto, “los dominicanos van a tener que conformarse con nuestro apoyo en ese distrito”. Es que aún con su salida del puesto en que ejercía poder, López amenaza con regresar. El sucio dice aspirara al escaño que Reyna tiene que dejar por la limitación de términos. O sea que si hay bronca entre dominicanos y puertorriqueños en Brooklyn, puede que el depravado López se quede con un escaño; y si él postula a otro candidato en la elección de su antiguo escaño, pudiese quedarse con los dos. Ojo.

(Por Gerson Borrero – Bajofuego@eldiariony.com)