Obama defiende uso de aviones no tripulados

Además, reconoció que la operación contra Al Qaeda en Pakistán, que acabó en la muerte de Osama bin Laden, implicó riesgos "inmensos" para Estados Unidos
Obama defiende uso de aviones no tripulados
Obama dijo que EE.UU. prefiere la detención y enjuiciamiento de terroristas.
Foto: EFE / JIM LO SCALZO

Washington – El presidente de EE.UU., Barack Obama, admitió hoy que la operación contra Al Qaeda en Pakistán, que acabó con la muerte de Osama bin Laden en 2011, comportó riesgos “inmensos”, afectó a las relaciones bilaterales con ese país, y algo parecido “no puede ser la norma” en la lucha antiterrorista.

Durante un discurso sobre su estrategia integral de seguridad en Washington, Obama dijo que EE.UU. prefiere la detención y enjuiciamiento de terroristas, aunque en algunas circunstancias esa posibilidad no es una opción en lugares remotos que sirven de refugio a Al Qaeda y sus afiliados.

Aún cuando es posible desplegar a equipos especiales de EE.UU. para la captura de terroristas, hay lugares donde eso supondría “profundos riesgos para nuestras tropas y civiles locales”, porque provocarían enfrentamientos tribales o desatarían una gran crisis internacional, explicó Obama ante unas 300 personas en la Universidad Nacional de Defensa.

Nuestra operación en Pakistán contra Osama bin Laden no puede ser la norma. Los riesgos en ese caso fueron inmensos, la posibilidad de la captura, aunque era nuestra preferencia, era remota dada la certidumbre de la resistencia”, observó Obama, al referirse a la operación contra Bin Laden en su refugio de Abbottabad el 2 de mayo de 2011.

En esa ocasión, Estados Unidos no afrontó bajas civiles ni un prolongado enfrentamiento armado gracias a la “planificación meticulosa” de las Fuerzas Especiales y “a un poco de suerte”, afirmó Obama.

Pero “el costo para nuestra relación con Pakistán, y la reacción violenta del público pakistaní por la intrusión en su territorio fueron tan severos que apenas ahora estamos comenzando a reconstruir esta importante relación”, reconoció el mandatario.

En su discurso, Obama defendió los ataques con aviones no tripulados o “drones” como herramienta “legal” y “eficaz” contra los terroristas, aunque consideró que éstos no pueden ser un “cura-lo-todo contra el terrorismo”.

Por ello, reiteró su compromiso de trabajar con el Congreso para estudiar propuestas adicionales con el fin de regular el programa de “drones”, incluyendo la creación de un sistema de tribunales especiales que regulen ese tipo de ataques.

Desde que asumió el poder en enero de 2009, Obama se ha apoyado con más frecuencia en el uso de “drones” contra grupos extremistas, en particular en Pakistán y Yemen.

Sin embargo, el programa ha suscitado fuertes críticas de grupos defensores de los derechos civiles y de líderes del Congreso preocupados por el alcance y legalidad del mismo.

Durante el discurso, Obama también instó al Congreso a que levante las restricciones para el traslado de los 166 presuntos terroristas aún detenidos en el centro penal de EE.UU. en la base naval de Guantánamo (Cuba) a terceros países.