‘Ciudadanía sin excusas’

Votantes latinos ponen el tema migratorio como su prioridad

Los votantes latinos están observando atentamente los movimientos y acciones de los partidos políticos y sus representantes en lo que se refiere a la reforma migratoria, y lo revelado ayer por la más reciente encuesta de opinión al respecto no deja lugar a dudas de que este tema definirá la imagen de demócratas y republicanos en los años venideros.

La más reciente encuesta de Latino Decisions sondeó a 500 votantes latinos registrados entre el 25 de mayo y el 1 de junio confirma que el tema migratorio no ha hecho más que aumentar en su lista de prioridades, cuya voz también sonó alto el pasado noviembre en las elecciones presidenciales, en rechazo a las ideas de “auto deportación” y a favor de una reforma.

La reforma migratoria ahora está en la “más alta prioridad” para 78% de los votantes latinos y es el tema más urgente para el Congreso y el Presidente, según un 55% de estos votantes, superando a la economía por alrededor de 20%. El comportamiento de demócratas y republicanos respecto a la reforma también definiría, en un futuro cercano, cómo votan estas personas, según el sondeo.

En estos momentos, un grupo de republicanos prominentes están liderando la oposición a la reforma con camino a la ciudadanía, como se evidenció esta semana cuando 241 republicanos de la Cámara de Representantes votó a favor de una enmienda, patrocinada por el congresista Steve King de Iowa, que quitaría los fondos para implementar el programa de acción diferida, DACA, para jóvenes indocumentados.

Diversos grupos y organizaciones condenaron el voto y la Casa Blanca prometió vetar el proyecto, parte del plan de gastos del Departamento de Seguridad Interna, pero votantes latinos de a pie manifestaron en medios sociales y en conversaciones su opinión al respecto.

“Esto no sólo es una política estúpida sino llena de mala intención. Sólo el racismo, nativismo y etnocentrismo explican esta decisión. Los “dreamers” son inocentes, ellos fueron traídos cuando eran niños y si son estudiantes de universidad o miembros de las fuerzas armadas, me parece que deberían ser inmigrantes deseables para Estados Unidos”, dijo Julián Ponce, un mexicoamericano residente en Los Ángeles. “‘¿No es precisamente este el tipo de persona que queremos tener en este país?”.

En la encuesta se entiende que los republicanos tienen una oportunidad de cambiar su imagen ante los latinos, pero no si insisten en oponerse a la reforma o en anteponer su visión de seguridad fronteriza a el ofrecimiento de un camino a la ciudadanía para los indocumentados.

El nivel de aprobación sobre el tema migratorio de los republicanos en el Congreso pasa del 27% al 54% una vez que estos votantes entienden que tres republicanos votaron a favor de la ley que aprobó el comité judicial del senado hace algunas semanas. Esto indica que aunque los demócratas y el Presidente Obama recibirán crédito si la misma se aprueba, los republicanos también podrían beneficiarse.

Los activistas que están trabajando en las calles a favor de la reforma están observando con interés lo que pasa en Washington, pero han dicho que no permitirán que esto cambie su estrategia, destinada a presionar a congresistas independientes en sus distritos, cuya población está cambiando.

“Como organización nos concentramos en asegurarnos que la delegación nuestra aquí en California, en particular esos congresistas en distritos donde la población latina está aumentando y donde muy pronto algunos de ellos estarán luchando por subsistir”, dijo Joseph Dillela, director político de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles, CHIRLA. “No importa lo que pase en DC, aquí les vamos a seguir recordando sus propios intereses y también el que deben recordar lo que pasó en noviembre”.

Los votantes registrados latinos no apoyan cualquier reforma, sino una muy similar a la que salió del comité judicial del senado que incluya, entre otras cosas un camino a la ciudadanía y rechazan que se requiera primero un mayor resultado en seguridad fronteriza antes de permitir la legalización de los indocumentados. Un 81% en la encuesta dice que quieren las dos cosas a la vez: seguridad y legalización, sólo un 13% dice que seguridad primero, como sugieren muchos legisladores, la mayoría republicanos.

Es por eso que recientes propuestas como la enmienda de John Cornyn de Texas para endurecer las condiciones de obtener el camino a la ciudadanía en relación a más seguridad fronteriza no serán bien vistos por estos votantes, observó Frank Sharry, de America´s Voice, la organización que encargó el sondeo.

Matt Barreto, director de Latino Decisions y profesor adjunto de ciencias políticas de la Universidad de Washington, dijo que el voto latino de 75 a 25 (demócratas v republicanos) fue el detonante de esta reforma, pero agregó que “las cosas pueden ponerse peor para los republicanos, aunque también pueden mejorar”. Los latinos también definirán las elecciones en 30 distritos de la cámara baja en las elecciones del año que viene, agregó el analista.