Choque de trenes en Argentina suma 155 heridos (fotos)

Las autoridades confirmaron que el choque dejó al menos tres muertos en las afueras de Buenos Aires

Choque de trenes en Argentina suma 155 heridos (fotos)
Los bomberos rescatan pasajeros atrapados entre los vagones que chocaron.
Foto: AP

Buenos Aires — Un choque de trenes en las afueras de la capital argentina dejó este jueves al menos tres muertos y 155 heridos y las autoridades investigan si fue un accidente o si se debió a la imprudencia del personal ferroviario.

El accidente se produjo en la línea de ferrocarril Sarmiento a pocas cuadras de la estación de la localidad de Castelar, a unos 32 kilómetros al oeste de esta capital, cuando una formación que estaba detenida fue embestida desde atrás por otra de dos pisos. Ambas transportaban pasajeros.

Carlos Grillo, subsecretario de Salud del Municipio de Morón, donde se encuentra Castelar, dijo a los periodistas que al menos tres personas murieron por el accidente, lo que luego fue confirmado por otras fuentes.

La Unidad de Gestión Operativa de las líneas Mitre y Sarmiento (UGOMS) explicó que “a las 7:07 la formación 3725 chapa 19 se encontraba detenida entre las estaciones de Morón y Castelar sentido ascendente cuando, por motivos que aún se desconocen, la formación 3727 chapa 1 embistió de atrás a la formación que se encontraba detenida”. Los dos trenes realizaban el recorrido que une Buenos Aires con la localidad de Moreno, 36 kilómetros al oeste.

En una conferencia de prensa, el ministro del Interior Florencio Randazzo indicó que han sido atendidos 155 heridos en distintos hospitales. Sin embargo, versiones periodísticas afirman que las personas con lesiones que fueron tratadas ascenderían a unos 230 basándose en datos que están suministrando los nosocomios.

Randazzo, a cargo del sistema de transporte público, hizo una llamado a la “responsabilidad” a la hora de informar sobre el hecho y señaló que las autoridades están determinando si el choque fue un accidente o se trata de un “siniestro… con responsables”. “Estamos en contacto permanente con la presidenta Cristina Fernández“, agregó el funcionario.

El ministro afirmó que la formación que colisionó con la que estaba parada “tenía frenos nuevos”. “Estaba totalmente reparada de un total de 11 que reparamos”, aseguró. Según explicó los trenes, de los años 60, están provistos de cajas negras que registran la velocidad, tracción y frenado, lo que junto con las pericias ayudará a dilucidar “si hubo responsables de lo que ha ocurrido”.

Además indicó que el juez federal de Morón Jorge Rodríguez investiga lo ocurrido. “El motorman (maquinista) y su acompañante están incomunicados por eso pedimos seriedad y tranquilidad para que se hagan las pericias”, señaló el funcionario, quien indicó que el servicio en la línea Sarmiento ha sido interrumpido por 24 horas.

La UGOMS avaló las explicaciones del funcionario al señalar que el sistema de señales funcionaba al momento del choque y que la formación que chocó con la otra “tuvo una intervención profunda recientemente “.

Pero Rubén Sobrero, delegado sindical de la línea Sarmiento, dijo a la prensa que la formación que embistió a la otra tenía “problemas de frenos” y que era una situación que desde el sector gremial se venía “denunciando”. Esa formación “estuvo seis meses parada y la sacaron el lunes. Nosotros nos habíamos negado que salga para el servicio, ya que tuvo problemas con los frenos”, afirmó Sobrero.

Algunas personas accidentadas contaron sus experiencias. “Se apagó la luz de golpe y sentí una explosión. En ese momento me di cuenta de que nos había chocado otro tren”, relató al canal de noticias por cable C5N un joven que se identificó como Germán, quien permaneció en observación en el hospital de la localidad vecina de Haedo y fue dado de alta.

El joven viajaba en el último vagón del tren que fue impactado y sufrió heridas en la cabeza y las piernas. “Cuando se apagaron las luces lo único que se escuchó fueron gritos de todos lados. Había sangre y personas muertas”.

El diputado izquierdista Fernando Solanas, quien ha denunciado en reiteradas ocasiones el mal estado del sistema ferroviario, afirmó a radio Mitre que el choque es producto de la “corrupción” en el manejo del sistema de transporte y criticó al gobierno por no haber revertido la situación.

En 2012 un accidente ferroviario ocurrido en la misma línea Sarmiento causó 51 muertos y más de 700 heridos cuando una formación que ingresaba a la estación de Once de Buenos Aires chocó frontalmente con el parachoques. La tragedia afectó negativamente la imagen de la presidenta.

Leandro Despouy, titular de la Auditoría general de la Nación, señaló a radio La Red que “ya veníamos adelantando que esta tragedia se podía volver a producir”. “Hoy es un acto temerario viajar en tren”, agregó.

La llamada popularmente “tragedia de Once” derivó en una causa judicial en la que hay varios funcionarios y empresarios procesados, entre ellos el exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi. Además develó el decadente estado del sistema ferroviario argentino, beneficiado con millonarios subsidios estatales que habrían sido mal gestionados.

Ese accidente, uno de los peores de la historia ferroviaria argentina, llevó al gobierno a quitarle la concesión de las líneas Sarmiento y Mitre a la empresa Trenes de Buenos Aires, y se constituyó una unidad operativa de gestión para administrar esas líneas ferroviarias con participación estatal.

El ministro del Interior anunció este año una serie de obras para mejorar el servicio ferroviario que según los sindicatos del sector ha sido por el momento deficiente.

“Todas las grandilocuentes refacciones del ministro (Randazzo) no tienen que ver con un cambio estructural en la seguridad… Pintar los trenes y poner plasmas no soluciona nada”, dijo al respecto María Luján Rey, la madre de Lucas Menghini, una de las 51 víctimas de la tragedia de Once, en declaraciones al portal informativo Infobae.