Hombres en NY juran vencer a la violencia doméstica

Aunque la meta de CONNECT era llevar a 10,000 hombres, al evento de Juramento sólo se presentaron unos 100

Hombres en NY juran vencer a la violencia doméstica
Jóvenes y adultos se dieron cita al juramento en contra de la violencia doméstica.
Foto: Mariela Lombard / EDLP

NUEVA YORK — Decenas de hombres realizaron el Juramento Anual del Día del Padre contra la Violencia Doméstica en las escalinatas de la Alcaldía, mediante el cual se comprometieron a no cometer ni consentir abusos contra las mujeres ni los niños en sus hogares ni en sus vecindarios.

El evento fue organizado por la concejal Julissa Ferreras y CONNECT, una organización sin fines de lucro dedicada a la prevención y eliminación de la violencia interpersonal en la ciudad de Nueva York.

Aunque la meta de CONNECT era llevar a 10,000 hombres, al evento de Juramento sólo se presentaron unos 100, y ninguno admitió haber tenido historial de violencia doméstica.

Tony Clemente, de 65 años, llevó a su hijo Julián, de 18, a tomar juramento junto con él, para dar el ejemplo a su hijo y a los demás hombres, “de que el abuso contra las mujeres tiene que parar, porque nosotros venimos de ellas”.

“La mujer para mí es un templo sagrado”, dijo Clemente. “Desde que nacemos, ellas son las que nos alimentan material y espiritualmente, y un ser dotado con este poder que Dios le dio, no merece que nadie las maltrate”, señaló.

Julián Clemente alabó el que tantos hombres se presentaran al juramento.

“Eso dice mucho de los hombres de Nueva York, es un gran movimiento contra la violencia y me gustaría que este mensaje se lleve a todo el país”, dijo Julián.

Quentin Walcott, director ejecutivo de CONNECT, dijo que este año expandieron el evento hacia todas las formas de violencia, como las de pandillas y armas de fuego.

El 80% de los jóvenes envueltos en violencia con armas, han visto violencia doméstica en sus hogares, y los padres juegan un papel importante para que esto pare”, dijo Walcott.

La concejal Julissa Ferreras, presidente del Comité de Temas de Mujeres del Concejo Municipal, dijo que el año pasado en la ciudad de Nueva York se cometieron 69 homicidios intrafamiliares, y la Policía respondió a 263,207 incidentes de violencia doméstica, un promedio de 720 por día.

“Con este juramento, le estamos mostrando al mundo que nosotros no favorecemos la violencia doméstica de ningún tipo, que las familias y las comunidades merecen respeto”, dijo Ferreras, quien alabó a los padres presentes por dejar este mensaje contra la violencia cuando este domingo celebran el Día del Padre.

Juan Ramos, director ejecutivo de Community Driven Solutions -organización que brinda ayuda educativa grupal a hombres que han sido violentos y a jóvenes con dificultades con sus parejas-, dijo que el problema mayor “es de todos los hombres, debido a las creencias que les han inculcado sobre las mujeres”.

“Nos han enseñado erróneamente que las mujeres son una propiedad, no seres humanos iguales que nosotros y con los mismos derechos, y debemos luchar para cambiar estos conceptos machistas para acabar con el círculo de la violencia“, dijo Ramos.

Jóvenes también fueron a tomar el juramento, como Bruno Daniel, de 25 años, quien dijo que aunque está soltero y no tiene hijos, “pronunciarse contra la violencia es una muestra de cómo uno debe comportarse como hombre ante las mujeres”.

Otro joven, Albery Abreu, de 24 años, es sociólogo y lleva seis años trabajando con estudiantes de 14 a 19 años en el programa Steps To End Family Violence, y llevó al juramento a varios de los adolescentes de su programa.

“En el programa yo educo a los estudiantes sobre los diferentes tipos de abusos, y qué nosotros debemos hacer como hombres, como jóvenes y como niños, para hacer las comunidades más seguras”, dijo Abreu.