60 niñas son envenenadas en colegio de Afganistán

Las autoridades informaron que las menores se desmayaron pero ya se encuentran fuera de peligro

60 niñas son envenenadas en colegio de Afganistán
Las niñas fueron atendidas en un hospital cercano y ya se encuentran fuera de peligro.
Foto: AP

Kabul – Al menos 60 niñas de una escuela del este de Afganistán perdieron este miércoles la consciencia, al sufrir un posible envenenamiento cuyas circunstancias no han sido esclarecidas, informó una fuente oficial.

El incidente ocurrió en el colegio femenino Samín Akbari, en la provincia de Paktika, dijo Rulá Samún, portavoz del Gobierno regional.

“El número de niñas con molestias se elevó a 60, pero 20 de ellas ya han mejorado tras los primeros cuidados en el hospital”, explicó.

Las menores se encuentran fuera de peligro.

El portavoz dijo a la agencia local AIP que las estudiantes comenzaron a sentirse mal tras beber agua de un pozo cercano y que se detectó el olor de un gas extraño en la zona.

Sin embargo, el jefe de la Policía de Paktika, Zalmai Oriyakhel, descartó que el agua estuviera contaminada y aseguró que la causa del malestar fue que una estudiante roció gas de un aerosol en el aula.

“Puedo confirmar que el agua no estaba contaminada, yo mismo bebí ese agua. Estamos investigando el incidente, pero de momento no hemos arrestado a ninguna estudiante porque no estamos seguros si el aerosol era venenoso”, dijo en declaraciones a Efe.

Los casos de intoxicaciones en escuelas femeninas son bastante frecuentes en Afganistán y generalmente están rodeados de cierto misterio.

El caso más reciente tuvo lugar el pasado 2 de junio, cuando 20 estudiantes sufrieron un envenenamiento parecido.

Además, en mayo 80 niñas quedaron inconscientes en otro incidente similar en la provincia de Faryab, mientras que el 1 de mayo les ocurrió lo mismo a 70 estudiantes en Kabul y el año pasado varios centenares de jóvenes se desmayaron en diferentes puntos del país.

Muchos analistas responsabilizan de los envenenamientos a los talibanes, pero portavoces de los rebeldes han negado su implicación en estos sucesos.

Los insurgentes, no obstante, se oponen a la educación de las niñas y adolescentes y la prohibieron, de hecho, durante su régimen fundamentalista islámico en el país (1996-2001).

Desde la caída de los talibanes a raíz de la invasión estadounidense, la comunidad internacional ha puesto mucho énfasis en impulsar la educación femenina en Afganistán.